Ejercicios Postparto
Foto cortesía de pelvichealthplus

Un parto por cesárea, es una cirugía mayor por lo tanto luego de la misma, mientras la herida está cicatrizando, la madre deberá evitar los esfuerzos físicos por algún tiempo.

Para retornar al ejercicio físico hay que darle la oportunidad al cuerpo de que se recupere por completo. Si bien es cierto que muchas mujeres se encuentran ansiosas luego del parto por recuperar su figura, esto lleva su tiempo, más aún cuando fue por cesárea.

Después de esta intervención el abdomen tarda más en volver al lugar, ya que los músculos anteriores a éste han sido cortados, por ello las mujeres que han pasado por una cesárea, suelen quedar con más barriga que las que han tenido un parto vaginal.

¿Cuánto hay que esperar para comenzar a ejercitarse luego de la cesárea?

Por lo menos el primer mes, la flamante madre no podrá levantar, ni cargar objetos pesados. Y para empezar a realizar actividad física, primero caminatas suaves y luego ejercicios aeróbicos más intensos (natación, footing, ciclismo, entre otros) que ayuden a bajar de peso, progresivamente, combinándolos con abdominales, los médicos aconsejan esperar, aproximadamente, dos meses.

Para comenzar a trabajar los abdominales, es preciso primero fortalecer los músculos del piso pélvico, para ello los ejercicios de Kegel son ideales, una vez que estos se hayan fortalecido, se puede iniciar el trabajo abdominal moderado, progresiva y gradualmente e ir intensificándolo. Siempre es recomendable que al iniciarse en cualquier deporte o actividad física, se le explique al profesor o instructor, que se está recuperando de una cesárea, para que lo tenga en cuenta al momento de marcar los ejercicios.

¿En cuánto tiempo se recupera la figura luego de una cesárea?

Esta pregunta no tiene una única respuesta, ya que cada mujer es única y cada caso es particular, esto dependerá de una multiplicidad de factores. Las mujeres que han engordado mucho en el embarazo, que no estaban en buena forma antes del mismo, así como las que ya han pasado por embarazos anteriores (debido a que los músculos se van estirando, van perdiendo elasticidad y se hace más difícil después de varios embarazos que vuelvan a su sitio), seguramente tarden más en recuperar su silueta. En cambio aquellas que son primerizas, que tenían un buen estado físico previo al embarazo, que durante el mismo han engordado lo justo y que amamantan a su bebé (la lactancia materna es una de las mejores formas de bajar de peso debido a que ayuda a eliminar las grasas acumuladas durante el embarazo), se encontrarán con que les es mucho más fácil y les lleva menos tiempo volver a la figura que tenían antes de quedar embarazadas.

Lo fundamental es ser constante y determinante en la decisión de recuperar el estado físico y la silueta. Si la mujer está convencida de su objetivo y se pone a trabajar para conseguirlo, seguramente lo logre. Llevar una alimentación saludable, una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico con regularidad, es la clave del éxito. Así como ser paciente, y realizarlo progresiva y paulatinamente. La magia no existe, el postparto es un período de mucho estrés, sensibilidad, nuevos aprendizajes y no se le puede sumar a ello, la presión de recuperar la figura de un día para el otro. Pero con perseverancia, dedicación y tomando el ejercicio como una actividad, para despejar la mente, separarse por un momento de las obligaciones, quizás un tanto agobiantes, que implica la maternidad y no sólo limitándose a lo físico, seguramente va a conseguir bajar de peso, tener el abdomen plano nuevamente y sentirse bien consigo misma.

Puntaje: 
Promedio: 3 (3 votos)