Usar tampones, no cuidarse del embarazo en la lactancia, amamantar en una mala posición…

Errores comunes en el postparto: Segunda parte
Amamantar en una mala postura

Prosiguiendo con la entrega de los errores más frecuentes que cometen las flamantes mamás en el período del post parto, la segunda parte:

7

Utilizar tampones

Es normal que los primeros días tras el parto se presente un sangrado abundante y rojo fuerte, que irá desapareciendo y aclarando con el paso del tiempo. Los loquios, son los restos del tejido uterino formado en el embarazo. Para retener la sangre, algunas mujeres recurren a los tampones, lo cual es un gran error, ya que puede favorecer el desarrollo de una infección. Lo ideal es usar compresas de algodón y cambiarlas con frecuencia, previa higiene íntima.

8

Apresurarse a tener relaciones sexuales

La cuarentena que los médicos indican a las mujeres que han dado a luz, no es un capricho, sino que tiene una justificación. Es necesario que cicatricen bien las heridas, ya sea la episiotomía o la cesárea y que desaparezcan los loquios para evitar una infección.

9

No cuidarse del embarazo durante la lactancia

Si bien la lactancia, generalmente, inhibe la ovulación, esto no es siempre así. Por lo cual para prevenir el embarazo en esta etapa, es preciso utilizar algún método anticonceptivo. Es importante que antes de usar un método oral se consulte con el ginecólogo, ya que son unas píldoras especiales para la lactancia.

10

Amamantar en una mala posición

Este es un error muy común en el que suelen incurrir muchas madres. La cantidad de veces al día en el que el bebé toma el pecho, el cansancio, etc., lleva a que se le amamante en cualquier lugar y en malas posiciones. Esto lleva a que se produzcan grietas en los pezones, dolores de espalda y cuello.

11

No cuidar correctamente los pechos durante la lactancia

Otro error muy frecuente de las mujeres durante la etapa de lactancia, sobre todo en los primeros tiempos, es no dedicar el cuidado y atención que requieren sus senos para evitar grietas y mastitis. Las grietas son sumamente dolorosas y dificultan la lactancia del bebé. Lo mismo sucede con la mastitis. Para evitar estas dos complicaciones, es importante mantener una buena higiene con agua, sin jabón, y de ser posible dejar secar las mamas al aire libre. También es clave que las mamas se vacíen con frecuencia totalmente, si no es por el bebé, usar un saca leche para evitar la mastitis.

12

Forzar el organismo con ejercicio físico

Comenzar a realizar un ejercicio físico muy intenso demasiado rápido después del parto, puede interferir con la recuperación. Además, es importante antes de comenzar cualquier rutina de entrenamiento consultarlo con el médico.

Agregar comentario