Enfermedad pelvica inflamatoria y embarazo
Esta enfermedad puede poner en riesgo los planes de embarazo de una mujer fértil

La enfermedad pélvica inflamatoria, es un trastorno que se caracteriza por presentar infección e inflamación de alguno o varios de los órganos reproductores femeninos como por ejemplo: El útero, los ovarios, trompa de Falopio, etc.

Por qué se produce:

  • En el 95 por ciento de los casos se debe a infecciones bacterianas como por ejemplo la clamidia, gonorrea o micoplasma
  • En otros casos se ocasionan debido a una intervención quirúrgica, biopsia de alguno de los órganos o implantación de un dispositivo intrauterino (DIU). También existe la posibilidad de que en el parto, una mujer embarazada contraiga alguna bacteria

Esta enfermedad debe ser tratada, ya que puede provocar serias complicaciones que podrían poner en riesgo los planes de una mujer fértil ya que se podría sufrir:

Cuáles son los síntomas más habituales que alertan sobre la existencia de esta dolencia:

  • Menstruación irregular
  • Relaciones íntimas en las cuales se experimenta dolor
  • Falta de deseo sexual
  • Escalofríos
  • Náuseas, mareos y vómitos
  • Dolor al orinar
  • Malestar en la espalda y cintura

Los controles rutinarios con el ginecólogo son fundamentales, ya que hay muchas mujeres que no presentan malestar alguno.

Factores de riesgo para tener presentes:

  • Ser menor de 25 años y ser sexualmente activa
  • Varios compañeros sexuales
  • Haber tenido ya alguna enfermedad infecciosa bacteriana
  • Tener colocado un dispositivo intra uterino (DIU)

Cómo se realiza el diagnóstico:

  • El médico, efectuará una exploración de la pelvis para ver el estado del cuello uterino, si hay sangre puede ser un indicio. Si al tocarlo, se presenta dolor podría ser motivo de inflamación e infección. La secreción cervical y el dolor en la zona de los ovarios, son otros signos para estar alertas. Otros factores que contribuyen a dar con un diagnóstico certero, son el cultivo de la vagina, ecografía
  • Los antibióticos son eficaces para contrarrestar el trastorno, pero si se está embarazada se debe comentar con el médico para ver cuál es el fármaco conveniente según el estado de la mujer

Información importante a tener en cuenta:

  • Es importante la prevención y los controles médicos cuando se ha detectado la inflamación, ya que ésta puede interferir si se desea quedar embarazada
  • Si se está embarazada y algún órgano reproductor se encuentra infectado, existe el riesgo de sufrir un aborto
  • En Estados Unidos un millón de mujeres al año experimenta este trastorno
  • Una de cada ocho adolescentes sexualmente activas desarrollará este episodio antes de los 20 años
  • La mujer embarazada debe comentarle al médico especialista si se ha tenido algún evento pasado de inflamación pélvica. Si se continúa experimentando esta dolencia durante la gestación, el profesional le brindará el asesoramiento y el tratamiento indicado para combatirlo
  • La enfermedad puede lesionar gravemente las trompas de Falopio lo que dificultaría sobremanera la concepción
  • La prevención es fundamental si se desea lograr un embarazo. Los controles anuales con el ginecólogo antes de quedar embarazada son vitales para ir viendo cuáles son los posibles problemas con los que una mujer en edad fértil tropezará. De este modo, es mucho más fácil y seguro lograr un embarazo en el futuro y varios inconvenientes podrán ser atajados a tiempo sin que sea demasiado tarde
Puntaje: 
Promedio: 4 (1 voto)