Trastorno de ansiedad generalizada

¿Qué es?

Es la ansiedad y preocupación excesiva y exagerada habitual y persistente, por cuestiones y eventos de la vida cotidiana que no tienen trascendencia, pero que a las personas que padecen este trastorno no les permite estar tranquilos. La ansiedad domina de tal manera sus pensamientos que comienza a obstaculizar el normal desarrollo de la vida diaria, afectando así el trabajo, los estudios, la vida social, etc.

Causas

Es un trastorno bastante frecuente, aproximadamente 4 millones de norteamericanos adultos lo padecen, es más común en las mujeres que en los hombres.

Las causas pueden ser de orden genético, también pueden influir los comportamientos aprendidos, la química del cerebro (este trastorno se relaciona con niveles anormales de algunos neurotransmisores) o los factores ambientales como algunas situaciones estresantes vividas (una muerte, un accidente, etc.). El exceso de sustancias adictivas (alcohol, cafeína, drogas, fármacos, tabaco) o la abstinencia puede agravar el cuadro.

El trastorno de ansiedad generalizada puede aparecer en cualquier etapa de la vida, en general, quienes lo padecen manifiestan estar en estado de ansiedad desde que tienen conciencia.

Síntomas

El principal síntoma es la preocupación y ansiedad permanente, inclusive cuando no hay causa aparente.

Los síntomas secundarios incluyen:

  • Fatiga
  • Inquietud constante
  • Problemas de concentración
  • Irritabilidad
  • Nerviosismo, agitación, permanentes sobresaltos
  • Dificultades para conciliar el sueño, mantenerlo. Además, por lo general, no es un sueño reparador, sino todo lo contrario
  • Dolor de cabeza, temblores, sudoración, tensión muscular, náuseas

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en base a los síntomas, con una serie de preguntas sobre la historia clínica del paciente y un examen físico.

Tratamiento

El principal objetivo del tratamiento es que el paciente pueda llevar adelante su vida de manera normal sin que este trastorno interfiera con su desarrollo. El tratamiento psicológico (terapia conductual) y los fármacos son la base del tratamiento.

Los fármacos utilizados en el tratamiento pueden incluir

  • Antidepresivos y anticonvulsivos
  • Si los antidepresivos no logran mejorar los síntomas, puede recurrirse a las benzodiazepinas (Valium, Xanax, Ativan y Librium), que son una especie de tranquilizantes que ayudan a mejorar y disminuir los síntomas tales como la inquietud, la tensión
  • El medicamento denominado buspirona pude utilizarse también

Tratamiento psicológico

La terapia conductual cognitiva ayuda junto con el tratamiento farmacológico, a que los pacientes que padecen el trastorno de ansiedad generalizada, aprendan a reconocer y modificar los pensamientos y conductas que los llevan a sentir esa ansiedad. Este tipo de tratamiento contribuye a que el paciente pueda:

  • Comprender y controlar aquellos aspectos que están distorsionados y lo estresan
  • Reconocer y sustituir aquellos pensamientos que lo llevan al pánico, de modo que se reduzca la sensación de desprotección
  • Controlar el estrés con técnicas de relajación para manejar los síntomas cuando aparecen
  • Aprender a evitar los pensamientos negativos y fatalistas

Complicaciones

Quienes padecen este trastorno, son propensos a desarrollar otro tipo de trastornos psiquiátricos como depresión o ataques de pánico. También son más vulnerables a las adicciones a las drogas, el alcohol o los fármacos.

Pronóstico

Que el tratamiento sea exitoso depende en gran medida de la seriedad del trastorno, pero generalmente con el tratamiento adecuado, medicación y psicoterapia los pacientes salen adelante.

Puntaje: 
Promedio: 3 (1 voto)