El puerperio, todo lo que se necesita saber
Más allá del postparto

En el postparto la madre experimenta la adaptación con la idea de tener un hijo, la lactancia, la superación de las dificultades del parto (episiotomía o cesárea) y algunas, vuelven a sentir depresión relacionada con el hecho de sentirse agobiadas por el nacimiento y la sensación de no dar abasto.

Sin duda que son muchas las cosas que debe preguntarse una mujer que ha pasado por el proceso del embarazo y que ahora se enfrenta a una etapa de posparto donde se relacionaría directamente con el hijo que tuvo durante nueve meses dentro de su vientre, lo que no sólo es un golpe emocional maravilloso sino que, además, se presenta como la alternativa perfecta para ir estudiando la vuelta a la normalidad de todo el funcionamiento orgánico de su cuerpo, así como también del aspecto físico que, una vez más tenderá a volver a como era antes de afrontar el embarazo. Los aspectos más relevantes son:

  • Sin lugar a dudas las mujeres cuando se encuentran en el período de postparto, sienten algunos dolores en su vientre, aún cuando ya su hijo no se encuentre allí, a eso se le conoce como "entuertos" y consisten precisamente en los dolores después del parto producto de la contracción del útero que intenta volver a la posición habitual en la pelvis. Los entuertos son comunes aunque no se dan en todas las mujeres. Además tiene lugar como respuesta fisiológica para reducir el sangrado que se provoca con la contractura de los músculos uterinos. Hay que entender que luego de atravesar por el proceso del parto, el útero llega a medir unos 18 cm y pesa alrededor de 900 g, por ello de forma paulatina va reduciendo su tamaño y su peso hasta llegar a los márgenes normales
  • Es probable que aquellas mujeres que se enfrenten a su segundo postparto sientan entuertos algo más dolorosos que en la primera ocasión, y eso se debe a que la musculatura uterina se encuentra algo más distendida que en su primera experiencia
  • Mientras el hijo amamanta, provoca contracciones uterinas producto de la liberación de la hormona oxitocina, la que estimula la subida de la leche para que si éste pueda alimentarse. Generalmente transcurren entre cinco o seis días para que el dolor a los entuertos desaparezca de forma completa, ahora bien, si esto no ocurre deberemos de inmediato reportarle al médico para que verifique qué es lo que está ocurriendo en el útero
  • En el momento en que la mujer está dando a luz a su primogénito, es bastante regular el médico con la intención de facilitar la salida del niño desde el vientre materno haga una pequeña incisión que se denomina “episiotomía”, la que tiene por característica el evitar desgarros en la zona del periné. Una vez que el proceso de parto ha terminado, procede el facultativo a suturar con puntos y por este motivo las mujeres deberán tener un cuidado medio en la medida en que pasan los días y estos puntos se van secando. Es habitual que se sienta una molestia o incomodidad pues se irá volviendo tirante esta zona y quizás provoque cierta picazón. No es necesario retirar los puntos pues éstos desaparecen al pasar los días, y la herida cicatriza aproximadamente unos 10 o 15 días luego de haber terminado el proceso de parto
  • Con respecto a la lactancia no todas las madres afrontan con simplicidad este acto puesto que muchas no tienen formado el pezón y les provoca sufrimientos, dolores bastante intensos. Por otra parte al no tener formado bien el pezón, el bebé no puede alimentarse bien y se convierte en un problema. La mastitis es una de las enfermedades asociadas a una lactancia problemática donde los pechos se ponen tensos, calientes y se enrojecen
Puntaje: 
Sin votos aún