La presión arterial promedio de un bebé de 1 mes a 2 años es de 95/58

Hipertensión arterial

La presión arterial mide el esfuerzo del corazón y la salud de las arterias. En cada medición hay dos números:

  • La presión arterial sistólica: Mide la fuerza de la sangre liberada con las palpitaciones del corazón
  • La presión sistólica: Mide la presión en las arterias cuando el corazón está en reposo

Los factores que afectan la presión son varios, entre ellos:

  • La salud de los riñones
  • Las hormonas
  • La salud del corazón y de los vasos sanguíneos

En los bebés la hipertensión arterial puede ser consecuencia de nefropatía o cardiopatía congénitas (presentes al nacer). Por ejemplo:

  • Coartación de la aorta
  • Displasia broncopulmonar
  • Conducto arterial persistente
  • Estenosis de la arteria renal

En los bebés recién nacidos, la hipertensión arterial es a causa de un coágulo de sangre en un vaso sanguíneo del riñón, una complicación como consecuencia de un catéter umbilical.

Otras causas pueden incluir:

  • Exposición a drogas psicoactivas como la cocaína
  • Afecciones hereditarias
  • Algunos fármacos
  • Determinados tumores
  • Problemas de tiroides

Factores de riesgo

La incidencia general de la hipertensión arterial en bebés es baja, pero los factores de riesgo abarcan:

Factores de riesgo genético o metabólico. Cuando los dos padres son hipertensos, el 50% de los niños heredará dicha condición. Cuando sólo uno de ellos, el porcentaje baja al 33%

A medida que el bebé crece, la presión arterial sube. En un bebé recién nacido, la presión promedio es de 64/41 y en un bebé de 1 mes a 2 años es de 95/58.

Síntomas

La gran mayoría de los bebés con hipertensión no presenta síntomas. Y éstos pueden estar asociados con la afección causante de la hipertensión. Por ejemplo:

  • Insuficiencia para crecer y subir de peso
  • Palidez
  • Piel azulada
  • Respiración acelerada
  • Frecuentes infecciones urinarias

Si el bebé presenta presión arterial muy alta, los síntomas pueden aparecer e incluir:

  • Convulsiones
  • Irritabilidad
  • Vómitos
  • Problemas para respirar

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa de la hipertensión y puede abarcar:

  • Medicación
  • Diálisis
  • Cirugía (puede incluir transplante o reparación de la coartación)

Pronóstico

El pronóstico depende de la causa de la hipertensión. Otros factores que pueden afectar incluyen:

  • Otros problemas en la salud del bebé
  • Daño renal a causa de la hipertensión arterial

Complicaciones

  • Daño a los órganos
  • Insuficiencia renal o cardíaca
  • Convulsiones

Agregar comentario