El recien nacido

La Hiperviscosidad en los recién nacidos también conocida como policitemia neonatal, es un incremento anormal de los glóbulos rojos en la sangre del bebé durante sus primeros días de vida, lo cual causa el retardo y obstrucción del flujo de sangre.

Causas

Puede aparecer cuando el porcentaje de glóbulos rojos en la sangre (hematocrito) es superior al 65%, lo cual puede ser resultado de diversas afecciones desarrollada antes del nacimiento:

  • Demora en el pinzamiento del cordón umbilical
  • Enfermedades hereditarias
  • Síndrome de transfusión gemelo a gemelo, que se da cuando la sangre se pasa de un gemelo al otro
  • Anomalías congénitas
  • Diabetes de la madre
  • Insuficiencia del oxígeno que llega a los tejidos

La incidencia de la hiperviscosidad en recién nacidos, oscila entre el 1% y el 5% del total de recién nacidos y está influida por la edad gestacional, el peso del bebé al nacer y por los nacimientos en la altura.

Factores de riesgo

Maternos:

  • Edad avanzada de la madre
  • Fumar durante el embarazo
  • Embarazo en la altura
  • Enfermedades renales, respiratorias o cardíacas
  • Oligohidramnios
  • Uso de propanolol

Factores fetales:

  • Malformaciones cromosomitas
  • Hipotiroidismo
  • Hipertiroidismo
  • Síndrome de Beckwith Wiedermann
  • Hiperplasia adrenal congenital
  • Asfixia perinatal
  • Sujetar al recién nacido debajo de la madre luego del parto
  • Retardo en la ligadura del cordón umbilical

Factores neonatales:

  • Deshidratación

El exceso de glóbulos rojos puede bloquear el flujo de sangre en los capilares más pequeños lo que puede causar necrosis como consecuencia de la falta de oxígeno. Este bloqueo puede afectar órganos como los pulmones, riñones y cerebro.

Síntomas

  • Problemas alimenticios
  • Convulsiones
  • Somnolencia extrema
  • Tez muy rubicunda

Tratamiento

El bebé será controlado para detectar cualquier complicación asociada con la hiperviscosidad. En caso de ser preciso, se realizará una exanguinotransfusión, procedimiento para reducir la cantidad de glóbulos rojos que se mueven a través del torrente sanguíneo del bebé.

Otros tratamientos pueden abarcar un incremento de los líquidos corporales.

Pronóstico

En el caso de los bebés con hiperviscosidad leve y en aquellos que reciben tratamiento oportuno, el pronóstico es favorable y pueden prevenirse las complicaciones.

Algunos niños pueden presentar cambios leves en su desarrollo neurológico.

Complicaciones

Puntaje: 
Sin votos aún