Deformación postural de la cabeza del bebé

Casco para el tratamiento de la plagiocefalia posicional
Casco para el tratamiento de la plagiocefalia posicional

Se trata de una deformación de la cabeza del bebé causada por una postura, fuerza mecánica, que modifica la forma de la cabeza. La presión que produce el aplanamiento de una región del cráneo, la del hueso occipital posterior, puede ser durante la estancia del bebé dentro del útero en casos de bebés muy grandes, embarazos múltiples o escasez de líquido amniótico o durante el parto cuando se usan fórceps o ventosas (poco frecuente).

Pero los casos más frecuentes de plagiocefalia posicional, suelen producirse en el período postnatal, como consecuencia de la posición supina mantenida (boca arriba). Esta es la posición recomendada en la actualidad por las autoridades sanitarias para prevenir el síndrome de muerte súbita del lactante.

Una de las consecuencias principales de la, es estética. Sin embargo, según algunos expertos pueden haber algunas complicaciones asociadas con esta malformación, entre las que se incluyen: Estrabismo, retrasos psicomotrices, determinados trastornos neurológicos poco graves, problemas de masticación y consecuencias psicológicas a largo plazo.

Diagnóstico

La mayoría de los casos son diagnosticados a través de una simple exploración clínica y el análisis de los antecedentes del niño.

Pero hay tres grupos de deformidades del cráneo que pueden causar dudas en el diagnóstico:

  • Que una sutura se cierre de forma precoz
  • La plagiocefalia de la parte frontal de la cabeza o de la parte occipital
  • La forma de la cabeza del bebé prematuro que puede confundirse con una malformación

En caso de dudas de si es una malformación craneal o una plagiocefalia postural, las pruebas de diagnóstico a realizar pueden ser la econstrucción tridimensional y el TAC craneal.

Tratamiento

El tratamiento abarca una serie de medidas que deben ser graduadas y adaptarse a la evolución y a la gravedad del problema: Meddias posturales y de rehabilitación, técnicas de ortesis craneal y reconstrucción quirúrgica (en último caso como medida excepcional).

Medidas posturales

En la mayoría de los casos los bebés con plagiocefalia postural mejoran en 2 o 3 meses con las medidas posturales adecuadas. Los padres son quienes deben realizar los ejercicios al bebé, bajo las directrices del pediatra. Las mismas incluyen:

  • Acostar al bebé de modo tal que quede apoyada en el colchón la parte redondeada de su cabecita. Pueden utilizarse toallas o almohadas para lograr la posición buscada
  • Cambiar la posición de la cabeza del bebé mientras duerme con la ayuda de la inclinación del colchón
  • Mientras el niño está despierto y siempre supervisándolo, ponerlo boca abajo durante unos 30 y 60 minutos por día
  • Cambiar la cuna de posición para que el bebé tenga que girar la cabeza buscando a sus padres, para el lado contrario de donde está aplanada la cabeza
  • Tratamiento de tortícolis con ejercicios adecuados para el estiramiento del cuello

Ortesis cranales

Este tratamiento incluye el uso de bandas o cascos en aquellos casos en que no haya mejoras con las medidas de educación postural y fisioterapia. Los resultados con este tipo de tratamiento, se logran a partir de los 4 o 5 meses de edad y hasta los 12 meses. Pasado el año del niño, su cráno deja de ser susceptible a modelamientos externos.

Tratamiento quirúrgico

La alternativa quirúrgica se reserva para casos de craneosinostosis verdadera o de deformidad grave persistente, en los cuales los tratamientos conservadores (medidas posturales, fisioterapia, casco) no funcionaron.

Pronóstico

Con las medidas adecuadas de tratamiento, la mayoría de los niños mejoran en el lapso de 2 o 3 meses.

En caso que pese al tratamiento postural, la deformidad no mejora o se agrava, puede considerarse la consulta con neurocirujano a los 5 o 6 meses del bebé.

La deformidad postural no causa alteraciones neurológicas que puedan afectar el coeficiente intelectual del bebé.

Agregar comentario