Quiste en el oído medio

Se trata de una patología del oído medio. Un tipo de quiste cutáneo benigno pero destructivo, que destruye la membrana mucosa, que se localiza en el oído medio y en el hueso mastoideo del cráneo.

Puede presentarse a cualquier edad, pero es más común en la infancia. Los pacientes en algunos casos presentan antecedentes como respiración bucal, nariz tapada u otitis.

Tipos de colesteatoma

Según su origen se clasifican en:

  • Congénitos: Está desde el nacimiento
  • Adquiridos: Con mayor frecuencia ocurre por una perforación del tímpano, en general, por un proceso infeccioso del oído durante la infancia

Si la colesteatoma no se trata, puede infectarse o agrandarse y afectar el nervio facial, destruir los pequeños huesos del oído medio, causar desequilibrio, vértigos y sordera. Además puede erosionar la estructura del hueso que separa el oído del cerebro favoreciendo infecciones cerebrales con serias complicaciones.

Síntomas

  • Vértigo
  • Hipoacusia en un oído
  • Secreciones del oído

Exámenes de diagnóstico

Pueden ser realizados los siguientes exámenes para descartar otras causas de vértigo:

  • Electronistagmografía
  • Tomografía computada

Tratamiento

El tratamiento implica necesariamente la extirpación quirúrgica del quiste. Mientras se aguarda la cirugía, debe evitarse la entrada de agua al oído afectado, ya que de suceder es muy posible que cause infección. Con la cirugía, pueden reconstruirse las partes dañadas con tejidos del mismo paciente e inclusive pueden sustituirse con implantes artificiales los huesitos.

Complicaciones

  • Sordera de un oído
  • Erosión dentro del nervio facial lo que puede causar parálisis facial
  • Meningitis
  • Laberintitis
  • Persistentes secreciones del oído
  • Mareo, vértigos
  • Propagación del quiste al cerebro

Pronóstico

Si no son extirpados, los colesteatomas, generalmente, continúan creciendo. En casi todos los casos, la cirugía es exitosa. Pero puede ser necesaria una limpieza de oído frecuente realizada por un especialista. Aún luego de la extirpación quirúrgica, entre un 10% y 20% de los colesteatomas repiten y son necesarios controles médicos regulares.

Tras la cirugía, el resultado auditivo puede ser variable. En general, queda una hipoacusia post operatoria que puede solucionarse con otra intervención y en otros casos se trata de una hipoacusia neurosensorial.

El oportuno y completo tratamiento de una infección crónica de oído, puede prevenir la ocurrencia de colesteatoma.

Agregar comentario