Siempre debe contener antitérmicos, termómetro, gasas, alcohol, suero fisiológico…

Botiquín

Tener un botiquín de primeros auxilios en casa siempre es necesario y más aún cuando hay niños. Es fundamental que el mismo sea hermético, pero a su vez fácil de abrir, esté localizable, completo y ordenado, pero siempre fuera del alcance de los pequeños. Además debe estar en un lugar fresco, seco y lejos de la luz del sol.

Es importante que cada medicamento esté dentro de su caja junto con el prospecto y que esté en fecha (no vencido). No sirve de nada tener un botiquín repleto de medicamentos y productos que no se sabe para qué sirven o están vencidos. Mantener el botiquín de primeros auxilios para niños implica una tarea de revisión y ordenamiento periódica.

Los imprescindibles del botiquín incluyen:

  • Termómetro: Digitales o de oído
  • Gasas, vendas, tiritas de distintas formas y tamaños: Serán necesarias gasas y tiritas en varios tamaños y formas para esterilizar y cubrir heridas. También vendas elásticas para emergencias de torceduras
  • Bolitas de algodón esterilizadas
  • Abatelenguas para revisar la garganta
  • Linterna para revisar garganta, ojos y oídos
  • Bolsa de hielo
  • Alcohol en gel para limpiar las manos antes de curar heridas
  • Suero fisiológico: Es necesario para limpiar heridas, destapar la nariz, eliminar cuerpos extraños de los ojos
  • Pinzas tijeras y alcohol: Para quitar astillas, vidrios, espinas, etc., que puedan clavarse son necesarias las pinzas. Para cortar las vendas, gasas, etc. son precisas las tijeras. Es importante que tanto las pinzas como las tijeras sean de uso exclusivo del botiquín y que se esterilicen siempre con alcohol antes de ser usadas
  • Antitérmicos: Para bajar la fiebre y calmar dolores o molestias (paracetamol o ibuprofeno, según indicación médica)
  • Loción antiséptica para limpiar la piel
  • Loción de calamina o crema de hidrocortisona para las picaduras
  • Crema antibacteriana para cortes o raspaduras
  • Repelente para insectos
  • Protector solar
  • Suero oral: Para cuando hay diarrea o cualquier otra condición que pueda implicar carencia de líquidos, es importante usar suero oral para prevenir la deshidratación
  • Antialérgicos: En caso de que haya en la casa algún niño alérgico, es importante tener siempre los medicamentos indicados por el médico para hacer frente a cualquier ataque de alergia
  • Broncodilatadores o medicación para el asma: En caso que el niño haya sufrido bronqueolitis, asma o alguna enfermedad de las vías respiratorias y haya recibido medicación es necesario tenerla a mano ante cualquier emergencia

Agregar comentario