Controlar la ingesta de dulces, sobre todo los pegajosos y con mucha azúcar, no abandonar los tratamientos odontológicos durante las fiestas, mantener una buena higiene dental…

Cuidar la dentadura de los niños

En Navidad todo gira alrededor de la comida y especialmente de los dulces y los niños no escapan a esta realidad. Por lo cual tener un especial cuidado con la higiene y las ingestas en estos días es fundamental para mantener la salud buco dental de los más pequeños.

La tasa de ingesta de dulces se eleva bastante en Navidad. A lo que se le suma la irregularidad en el cepillado y las visitas al dentista producto de las fiestas navideñas y los múltiples compromisos de los padres.

Según el odontólogo español Iván Malagón:

Más del 50 % de las caries y problemas dentales infantiles se producen en Navidad por un excesivo consumo de azúcar y una inadecuada rutina de higiene. El azúcar es el principal enemigo de los dientes de los más pequeños en estas fechas.

Los consejos principales de los odontólogos al respecto de la salud dental de los niños y la Navidad son los siguientes:

  • Controlar el consumo de dulces, caramelos y bebidas azucaradas. La mejor opción para la salud de los dientes son los dulces caseros, ya que existe la posibilidad de limitar y saber exactamente la cantidad de azúcar y utilizar otros ingredientes no tan perjudiciales. El turrón duro y chocolate negro son la mejor alternativa, ya que contienen menos azúcar. Sin embargo, el turrón duro puede producir accidentes en aparatos de ortodoncia o fracturar algún diente al ser tan duro
  • Evitar los dulces pegajosos, ya que éstos se quedan durante más tiempo pegados a los dientes, favoreciendo el desarrollo de caries
  • Insistir con el cepillado correcto después de cada comida o al menos 3 veces en el día, dando especial importancia al nocturno
  • No forzar la finalización de tratamientos odontológicos antes de la llegada de la Navidad, para que el niño pueda comer de todo, puesto que apresurar los procesos puede lleva a que a la larga se termine retrazando todo el tratamiento. Cosa que está comprobada con el incremento de las consultas odontológicas infantiles en los meses de enero y febrero, como consecuencia de caries, accidentes en aparatos de ortodoncia o rotura de alguna pieza por comer alimentos duros como turrón
  • En niños mayores de 5 años puede ser una buena opción realizar enjuagues diarios con flúor antes de ir a la cama
  • Ofrecer agua o alguna bebida sin azúcar al niño luego de comer dulces, turrones o budines y después obviamente un buen cepillado de dientes

Agregar comentario