Creencia popular en América Latina que le atribuye poderes maléficos a las miradas de algunas personas

El mal de ojo

El mal de ojo es una creencia supersticiosa muy popular en los países de América Latina, que le atribuye a la mirada de determinadas personas con sentimientos negativos, la capacidad de provocar daño en otras. Puede ser ocasionado involuntariamente por alguien del entorno familiar o por personas de mirada fuerte. En la antigüedad en Egipto se lo llamaba fascinación.

A quienes puede afectar el mal de ojo

El mal de jo suele afectar con mayor frecuencia a los más débiles, entre los que se incluyen los bebés, niños y ancianos, aunque también puede ser sufrido por personas de todas las edades.

Según la creencia popular puede ser padecido inclusive por animales, cultivos, vegetales, negocios, etc. Las malas rachas, enfermedades, accidentes, catástrofes, suelen atribuirse a este mal.

3 clases de mal de ojo

Según la creencia popular hay 3 clases de mal de ojo:

  • El ojo bobo
  • La persona afectada suele entrar como en un limbo.

  • Ojo secador
  • La persona a la que se le ha hecho el mal de ojo, adelgaza en exceso.

  • El más peligroso
  • Este tipo no recibe un nombre en especial, pero es el más peligroso de los 3. El afectado vomita una especie de sustancia verde y si no es curado rápidamente puede llegar a morir.

Síntomas del mal de ojo

  • Llanto sin aparente causa
  • Falta de apetito
  • Pérdida de la vitalidad
  • Pérdida de fuerza
  • Llanto y tristeza
  • Cansancio
  • Modorra
  • Desanimo
  • Pérdida de peso
  • Trastornos del sueño
  • Palidez

Remedios populares para el mal de ojo

Para la cura del mal de ojo se suele apelar a los curanderos, los que a través de diferentes rituales alivian este padecimiento.

Una de las curas consiste en verter aceite sobre un mechón de cabello de la persona afectada, que es sujetada sobre un vaso de agua y si tiene mal de ojo, el aceite se mezclará con el agua. Esta acción debe repetirse mientras se pronuncia una frase secreta hasta que el mal se cure.

En Centroamérca hay distintas formas de cura. Una de ellas consiste en tapar al niño con una prenda usada de su padre. Otra, es frotando una piedra llamada ixahi sobre el niño, la que posteriormente se tira. En Perú y México se frota un huevo sobre el afectado.

Amuletos protectores contra el mal de ojo

En Latinoamérica los amuletos que suelen utilizarse con mayor frecuencia para protegerse contra el mal de ojo son:

  • Cinta roja
  • Piedra de ámbar
  • Hacer cuernitos o cruzar los dedos de la mano
  • Un diente o cabeza de ajo
  • Cuentas de vidrio roja y negra
  • Santiguarse
  • Un ojo azul de vidrio
  • No devolver la mirada
  • Encomendarse a algún santo protector

Qué dicen los estudiosos sobre el mal de ojo

El sociólogo Lugardo Álvarez, de la Universidad del Valle, en Colombia explica:

Todos, de alguna manera, somos un poco paranoides. En nuestra cultura psíquica sentimos miedo al contacto, a todo aquello que nos pueda tocar o mirar, por esta razón buscamos protección

Cuando los amuletos fallan, y la enfermedad se presenta, los curanderos usan sahumerio, baños de poleo, paico y yerbabuena, y rezan oraciones secretas

Fernando Urrea, sociólogo y docente en la Universidad del Valle dice al respecto:

Toda enfermedad es un fenómeno cultural de construcción simbólica, aunque no sea reconocida por los sectores científicos tradicionales. La comunidad, por su parte, sí la reconoce como tal, la acepta y busca a aquéllas personas que les pueden dar la solución que esperan

El Dr. Jorge García, de La UV de Colombia, explica que los síntomas que, generalmente, se le atribuyen al mal de ojo, en realidad la gran mayoría de las veces corresponden a una gastroenteritis.

Agregar comentario