Estomatitis Aftosa

Es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de la mucosa bucal y aparición de pequeñas úlceras en la boca, especialmente en el interior de mejillas, labios, encías y lengua (pueden aparecer varias juntas o alguna sola).

Es frecuente en niños y adolescentes de entre 10 y 19 años de edad, con una prevalencia de entre el 5 y el 80%. Las aftas una vez que se presentan, continúan apareciendo durante años en, aproximadamente, 1/3 de los niños.

La estomatitis aftosa no es contagiosa.

Causas

Si bien se desconoce la causa exacta, se sabe que los siguientes factores están asociados:

  • Estrés
  • Debilitamiento del sistema inmunológico
  • Determinadas alergias alimentarias como ser al queso, nueces, café, chocolate, cítricos
  • Traumatismo en la boca
  • Aparatos de ortodoncia
  • Virus y bacterias
  • Determinados fármacos
  • Infecciones virales
  • Períodos menstruales en las adolescentes
  • Mala alimentación y deficiencias nutricionales (carencia de hierro, vitamina B12 y ácido fólico)

Síntomas

  • Al principio antes de que aparezca la lesión comienza una sensación de ardor o sensación de hormigueo
  • Una vez que se presenta la úlcera puede ser dolorosa
  • Lesiones que comienzan con una base roja cubiertas por una capa amarilla con textura fibrosa y posteriormente se convierten en una úlcera abierta
  • Babeo
  • Mal aliento
  • Dificultad para tragar
  • Lesiones que demoran entre 7 y 14 días en cicatrizar
  • Lesiones que tienden a recurrir

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en base a la evaluación de las heridas. En casos poco frecuentes, el médico puede indicar análisis de sangre o cultivos de las lesiones para descartar otras causas o confirmar el diagnóstico de estomatitis aftosa.

Tratamiento

Para indicar el tratamiento el médico primero evaluará los siguientes aspectos:

  • Cantidad de aftas por brote
  • Duración de las lesiones
  • Periodicidad en la recurrencia de las aftas
  • Tamaño de las lesiones

El tratamiento puede incluir:

  • Lavar la boca con enjuague bucal antimicrobiano o aplicar pomada con antibiótico – hidrocortisona alivia el dolor y ayuda a en la curación
  • Altas dosis de corticoesteroides durante un breve lapso de tiempo, sirve en los brotes severos
  • Aplicación de Betametasona en crema directamente sobre la lesión 2 veces por día
  • Enjuagues bucales con agua caliente y sal gruesa, varias veces al día
  • La aplicación de antisépticos naturales como el propóleo directamente sobre la herida, la limpia y contribuye al aceleramiento de la sanación
  • Es aconsejable que los niños eviten la ingesta de alimentos muy calientes, condimentados, ácidos o salados, que pueden incrementar la irritación de la zona
Puntaje: 
Sin votos aún