infecciones vaginales

Las infecciones vaginales, son ocasionadas por diferentes organismos y su aparición suele ser muy frecuente durante los meses de gestación. Aunque no hay que tomar precauciones especiales para protegerse de las infecciones en el embarazo y priteger la flora vaginal, hay ciertos consejos que es preferible tener en cuenta. Ya que durante este período, la gran cantidad de estrógenos, hace que los hongos crezcan más rápido y se peguen sin inconvenientes en las paredes de la vagina. Si se está ingiriendo algún tipo de antibiótico, éste puede dañar la flora vaginal debido a que el fármaco combate las bacterias que debe matar, pero también aquellas que protegen la flora vaginal.

Las infecciones vaginales más frecuentes durante el embarazo son:

  • Hongos: Se debe al cambio del ph. El azúcar en la vagina aumenta durante la gestación. Se tratan fácilmente, en general, con óvulos vaginales
  • Vaginosis bacteriana: Infección producida por un germen. A veces se acompaña de inflamación, lo cual puede predisponer a un parto prematuro, ya que puede afectar la bolsa de agua y útero
  • Tricomonas: El flujo es amarillento y con pequeñas burbujas. Se transmite por vía sexual

Los síntomas que puede aparecer son:

  • Picazón, irritación y ardor
  • Ardor al orinar
  • Incomodidad o dolor durante las relaciones sexuales
  • Flujo vaginal de color blanco
  • Mal olor

Si se tiene la sospecha de tener una infección, hay que acudir al especialista. Éste tomará una muestra de flujo y analizará el contenido para confirmar el diagnóstico.

Mientras se tienen los resultados y la medicación concedida por el médico hace efecto, se puede calmar la picazón mediante el uso de compresas de hielo.

Lo importante a tener en cuenta es que si es un hongo y se trata adecuadamente, éste no afectará al bebé durante el embarazo. Si se tiene esta infección en el momento del parto, existe la probabilidad de que el niño también la contraiga.

Sugerencias que funcionan:

  • Evitar las sustancias que alteren el PH vaginal
  • Durante el embarazo es más habitual la presencia de flujo. Se aconseja cambiarse de ropa interior de modo frecuente
  • La ropa interior debe ser de algodón
  • Usar un jabón neutro a la hora de bañarse
  • Si existe riesgo de contagio, utilizar preservativo durante las relaciones sexuales
  • No utilizar medias largas hasta la cintura ni pantalones ajustados
  • Si se practica natación, se recomienda quitarse rápidamente el traje de baño
  • Si se hace deporte la ropa interior debe cambiarse con prisa para evitar la humedad en la zona vaginal, que hace que prolifere con mayor rapidez el hongo
  • Evitar los jabones perfumados y los baños de espuma
  • Lavar la ropa con jabón especial para pieles sensibles y que no contenga perfumes
  • Los lavados vaginales están contraindicados
  • Mantener una correcta higiene a base de productos neutros. La limpieza exagerada es tan nociva como la falta de ella

Tratamiento:

  • Se utilizan medicamentos anti hongos en forma de tabletas, supositorio vaginal o cremas. El especialista indicará el específico para cada situación
  • Dependiendo en qué momento del embarazo se esté, la medicación variará

Datos de interés:

  • Según información de Bayer Health Care, la micosis o candidiasis vaginal, es una infección habitual. El 25 por ciento de las mujeres la tendrá alguna vez en su vida
  • Si la infección se torna recurrente, se debe consultar al médico para que analice las posibles causas
Puntaje: 
Sin votos aún