Acné neonatal

Acné neonatal

Hace su aparición entre los siete y los quince días de nacido el bebé y se manifiesta con lesiones como ser comedones cerrados, aunque también pueden estar abiertos en algunos casos, pápulas (granitos rojos) y pústulas (puntitos blancos) en el rostro ubicadas fundamentalmente en la zona de las mejillas y la frente.

Causas

  • Cambios endocrinos en la vida dentro del útero
  • Antecedentes familiares

Hasta hace algún tiempo se creía que el acné neonatal estaba asociado a la exposición del lactante a las hormonas maternas. Sin embargo, se descubrió que existe un estímulo hormonal hacia las glándulas sebáceas (principalmente las del rostro) que incrementa la producción de sebo antes del parto.

Dicho estímulo comienza en la gestación y culmina durante los primeros meses del bebé, a medida que los niveles hormonales disminuyen a los adecuados para esa edad. En general en las niñas a los dos o tres meses y en los varones entre los seis y siete meses.

Se estima que hasta un 20% de los bebés recién nacidos tienen acné neonatal y su frecuencia es mayor en los varones que en las nenas.

Tratamiento

Generalmente este tipo de acné no requiere tratamiento, ya que habitualmente se auto elimina, es decir desaparece espontáneamente por si solo. Salvo que se trate de un acné muy severo, caso en el que el tratamiento sería con medicación local que puede incluir: ácido retinoico en crema, peróxido de benzoílo, o ácido azelaico en crema.

Pronóstico

La presencia del acné neonatal en un bebé, nada tiene que ver con la potencial aparición de acné durante la adolescencia.

Acné infantil

Suele aparecer luego de los tres meses y se manifiesta de moderada a severa, es más persistente y duradera que la neonatal. Su frecuencia es mayor en los varones y las lesiones se caracterizan por comedones cerrados, pápulas eritematosas, nódulos, lesiones quísticas y pústulas que pueden dejar marca (cicatriz) en el rostro. En casos excepcionales se ha relacionado con hiperplasia adrenal o tumores virilizantes.

Su curso es variable, generalmente se soluciona a los cuatro o cinco años, pero hay algunas veces en que persiste hasta la adolescencia.

Causas

En general no hay una causa específica que explique la aparición del acné infantil. Sin embargo, muchas veces existen alteraciones hormonales.

Factores de riesgo

  • En general los padres han tenido un acné severo

Tratamiento

El tratamiento es muy similar al que se utiliza para el acné vulgar. Peróxido de benzoílo, ácido retinoico tópico o antibióticos.

En los casos de acné infantil más severos se aconseja dehidriepiandrosterona y sulfato, hormona luteinizante y hormona estimulante del folículo y medición de la testosterona libre y total.

Pronóstico

Los bebés que han padecido acné infantil son más propensos a tener acné severo en la adolescencia.

Recomendación

Tanto en los casos de acné neonatal o de acné infantil no se recomienda automedicar al bebé, aplicar ningún tipo de cremas, ni manipular las lesiones del rostro. Siempre se aconseja consultar al pediatra y seguir al pie de la letra las indicaciones del mismo, ya que la piel del bebé es demasiado sensible y cualquier producto puede provocar reacciones alérgicas.

Puntaje: 
Promedio: 5 (2 votos)