Eczemas relacionados con alergias alimentarias

Según los resultados preliminares de un estudio presentado en la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología, en San Francisco, financiado por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, los niños que presentan eczema o dermatitis atópica (cuya manifestación se caracteriza por picazón, inflamación, irritación y enrojecimiento de la piel) de moredada a grave, tienen menos posibilidades de superar la alergia al huevo o a la leche.

Si bien según investigadores del Centro Médico de la Universidad de Duke, la Facultad de medicina de la Universidad de Johns Hopkins, de la Escuela de Medicina Mount Sinai, el National Jewish Health Center, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arkansas, a diferencia de otras alergias alimentarias como ser a los mariscos o al maní, las alergias al huevo o la leche generalmente desaparecen, este estudio parecería indicar que esto no siempre es así.

Del estudio, cuyo principal autor fue el doctor Robert A. Wood, jefe de alergia pediátrica e inmunología de la Facultad de Medicina de la Johns Hopkins University, participaron, aproximadamente, unos 500 niños de entre 3 y 15 meses con las siguientes características:

  • Alergia o antecedentes de alergia al huevo y/o a la leche
  • Resultado positivo para PST (test cutáneo de alergia)
  • Eczema moderado o grave y/o PST positivo (test cutáneo de alergia) al huevo o a la leche

El eczema fue valorado al comienzo y al final del estudio y clasificado en:

  1. De nada a leve
  2. De moderado a grave

El estudio llevó un seguimiento de dos años durante los cuales se pudo observar que:

  • El 46% de los niños que presentó eczema leve mejoró de su alergia
  • El 25% de los niños que presentó eczema de moderado a grave mejoró de su alergia
  • El 39% de los niños con eczema leve superó su condición de alérgicos al huevo
  • El 21% de los niños con eczema de moderado a grave superó su condición de alérgicos al huevo
  • El 28% de los niños que al comienzo del estudio presentaba eczema moderado-grave, mejoró a nada-leve en comparación con un 22% que mantuvo la condición de moderado-grave hasta el final del mismo

Según Robert A. Wood esto manifiesta que el grado de mejora del eczema no necesariamente se relaciona con mayores probabilidades de mejorar de la alergia al huevo o la leche. Si bien se tiende a pensar que si la condición de la piel (eczema, dermatitis atópica) mejora durante los primeros años de vida del niño (entre 1 año y 4 años), también lo hará la alergia alimentaria, pero el estudio demostró que no siempre sucede así.

Parecería que la gravedad del eczema tuviera un valor de pronóstico; cuanto más grave es la condición de la piel (el eczema) menores probabilidades de mejorar de la alergia y viceversa.

Estos resultados pueden según Wood, ayudar a los médicos a tratar a los pacientes con eczema cutáneo y alergias alimentarias a la leche y/o al huevo, asesorando a sus padres sobre cuál podría ser el curso probable de la enfermedad.

Puntaje: 
Sin votos aún