Artrosis, osteoporosis, tendinitis…

Enfermedades musculoesqueléticas

Estas enfermedades afectas los huesos, músculos, articulaciones, tendones y ligamentos. Si bien suelen afectar tanto a hombres como a mujeres, éstas últimas son más vulnerables a algunas de ellas.

Según la Organización Mundial de la Salud:

Las enfermedades musculoesqueléticas son las causas más frecuentes de incapacidad en el mundo, lo que afecta gravemente a la capacidad de las personas para desarrollar sus actividades habituales

Entre algunas de las enfermedades musculoesqueléticas que con más frecuencia afectan a las muejres están:

1

Artrosis

La artrosis es la pérdida de la cubierta de cartílago articular a consecuencia del desgaste. En las mujeres maduras, es común la aparición en la rodilla, cadera y columna vertebral.

Se trata de la artrosis primaria, es decir aquella que aparece sin causa aparente, pero que hay algunos factores de riesgo como la obesidad que predisponen su aparición.

La artrosis secundaria, es consecuencia de una lesión o por trabajos repetitivos. El resultado es la pérdida de la lisura de la superficie de la capa o de cierta zona del cartílago. Con el paso del tiempo, estas irregularidades primarias funcionan como una lija, desgastando el cartílago restante.

Las articulaciones con artrosis duelen cuando se comienzan a mover y si se continúan moviendo disminuye un poco el dolor, para posteriormente incrementarse. Además se reduce el rango de movimiento y se sienten crujidos al moverlas.
El tratamiento suele incluir analgésicos y ejercicios. Hay casos en los que puede indicarse inyección articular de lubricantes especiales (ácido hialurónico) o antiinflamatorios (derivados de la cortisona)
Los casos más graves se resuelven con cirugía, con intervenciones que dependen de la localización de la artrosis y culminan con el implante de prótesis en rodilla y cadera o fusión de huesos en tobillo, mano y pie.

2

Osteoporosis

Es una disminución de la densidad ósea. En la mujer está asociada con el descenso de estrógenos, principalmente durante la menopausia, riesgo que aumente si es bebedora o fumadora.

Los síntomas que suelen aparecer cuando la enfermedad ya está avanzada pueden incluir: Sensibilidad y dolor en los huesos, fracturas ante traumatismos leves, etc.

El tratamiento suele incluir medicación para reintroducir el calcio en el hueso, vitamina D y ejercicio para la higiene de postura.

3

Tendinitis

Es la inflamación, el engrosamiento y pérdida de elasticidad de los tendones, como consecuencia de un esfuerzo, lesión o por la repetición de determinados movimientos.

Las tendinitis más comunes son la de muñeca, hombro y codo. Se manifiesta con un dolor intenso al realizar fuerza con la extremidad o en distintas posiciones.

En un principio el tratamiento incluye reposo, infiltraciones y fisioterapia y en los casos más serios intervención quirúrgica.

4

Lumbalgia

Se trata de un dolor en la parte baja de la espalda que puede ser consecuencia del envejecimiento, un esfuerzo, uso excesivo, una fractura por compresión, hernia de disco, etc.

En las mujeres jóvenes las lumbalgias suelen estar asociadas a malas posturas, por ejemplo muchas horas frente a la computadora. En cambio en las mujeres maduras, duele ser consecuencia de osteoporosis o artrosis.

Agregar comentario