Procedimiento ginecológico que se realiza para tomar muestras de tejido endometrial, quitar los restos tras un aborto espontáneo…

Legrado

El legrado es un procedimiento ginecológico que se realiza para raspar y tomar tejido del interior del útero (tejido endometrial). Puede ser realizado con anestesia general o local y ello dependerá de cada caso en particular.

El legrado se realiza en dos etapas:

  • Dilatación
  • La dilatación consiste en ensanchar el cuello del útero con unos cilindros metálicos.

  • Curetaje
  • El curetaje consiste en la inserción de una cureta en el interior del útero con lo que se raspa las paredes interiores del mismo.

El legrado se realiza para recolectar tejido endometrial buscando:

  • Diagnóstico de cáncer de útero: Este tipo de cáncer es uno de los más comunes y con el legrado se logra analizar el tejido endometrial en busca de células malignas
  • Extraer el tejido restante luego de un aborto espontáneo: Cuando ocurre un aborto espontáneo, el bebé puede ser expulsado total o parcialmente. En este último caso el legrado es realizado para prevenir infecciones y complicaciones
  • Para tratar períodos menstruales irregulares o muy abundantes: Este procedimiento puede servir para detectar las causas del sangrado irregular o excesivo. Incluso en algunos caos el legrado es propiamente el tratamiento
  • Incrustación del DIU: La incrustación en las paredes del útero, es una de las posibles complicaciones del dispositivo intrauterino. Y para retirar el dispositivo se recurre a este procedimiento
  • Para realizar un aborto provocado o terapéutico
  • Pólipos endometriales
  • Sangrado después de la menopausia

¿Cómo es el procedimiento?

El procedimiento consiste en la introducción de un instrumenta llamado espéculo en la vagina de la mujer, con el cual se mantiene abierta la cavidad. Puede aplicarse un anestésico en la abertura hacia el útero.

La cavidad es ensanchada y se pasa un cureta (asa de metal en el extremo de un mango largo y delgado) a través de la abertura hacia la cavidad del útero. El médico raspa con suavidad el endometrio y extrae parte del mismo para analizarlo.

Riesgos

  • Cicatrización del revestimiento del útero (Síndrome de Asherman que puede conducir a esterilidad
  • Desgarro o ruptura del cuello del útero
  • Punción del útero
  • Riesgos propios de cualquier cirugía como ser infecciones y sangrado y asociados a la anestesia como problemas respiratorios o reacciones alérgicas

El legrado es un procedimiento que tiene escasos riesgos y con el cual la mujer puede retomar sus actividades habituales ni bien se sientan mejor, incluso en algunos casos en el mismo día.

Puede presentarse sangrado vaginal, dolor de espalda por unos cuantos días, cólicos en la pelvis, por algunos días luego del procedimiento. Generalmente el dolor puede manejarse con medicación. Se recomienda evitar el uso de tampones y las relaciones sexuales por algunas semanas luego de un legrado.

Agregar comentario