Mamografía

La mamografía es un examen, que consta de una radiografía de las mamas y es utilizada para detectar tumores mamarios y cáncer de mama.

Tipos de mamografía

Mamografía selectiva de detección

Se realiza en mujeres sanas que no presentan síntomas de cáncer de mama y generalmente requiere de dos radiografías, una en cada seno. Este tipo de radiografías detectan tumores que no son palpables al tacto y también pueden detectar pequeños depósitos de calcio (microcalciones) que en algunos casos indican cáncer de mama.

Mamografía de diagnóstico

Se usa para detectar el cáncer de seno, tras palparse algún bulto o síntoma de la enfermedad como ser dolor, secreciones del pezón, engrosamiento de la piel del seno, cambios en la forma, etc.

La diferencia entre la mamografía de diagnóstico y la de detección, es que la primera requiere más radiografías para obtener vistas del seno desde distintos ángulos. Y el técnico puede amplificar la imagen en determinada zona sospechosa, para que se vea una imagen más detallada que ayude al médico a realizar un diagnóstico.

Beneficios de la mamografía selectiva de detección:

La detección precoz del cáncer de mama a través de una mamografía selectiva de detección, permite el comienzo inmediato de un tratamiento para detener el curso de la enfermedad. Este tipo de estudio ayuda a reducir la cantidad de muertes por cáncer de mama en mujeres de entre 40 y 70 años de edad.

Casos en los que está indicada la mamografía:

  • Mujeres de 40 años en adelante con una frecuencia anual o cada 2 años
  • Mujeres con antecedentes familiares directos (madre o hermana) de cáncer de mama a edades tempranas. En este caso se aconseja la realización de la mamografía con una frecuencia anual y como edad de comienzo para hacerse el examen, se contempla antes de la edad en que fue detectado el cáncer en el miembro de la familia
  • Las mujeres portadoras de mutación en el gen BRCA 1 o en el gen BRCA 2, deberán consultar a su médico sobre la posibilidad de realizar la mamografía antes de los 40 y sobre la frecuencia de realización de la misma
  • Para seguimiento de una mujer a la que el resultado de la mamografía le dio anormal
  • Para evaluar a una mujer con síntomas de enfermedad mamaria como secreciones del pezón, tumor, hoyuelos en la piel de la mama, dolor, cambios en el pezón, etc.

Preparación para la mamografía

Se recomienda no utilizar desodorantes, talcos, perfumes, ni ungüentos sobre las mamas ni en las axilas el día del examen, para evitar que las sustancias de estos productos distorsionen las imágenes. Quitarse todas las joyas, alhajas y bijouterie del cuello y tórax.

La mamografía es uno de los estudios principales que deben realizarse las mujeres después de los 40 años. Tal es su importancia, que en muchos países los empleadores deben dar el día libre a la mujer para que se la haga y los prestadores de servicio de salud, ofrecerla de manera gratuita o a menor costo.

Puntaje: 
Sin votos aún