migrana
Foto cortesía de Edupics.com

La migraña es un dolor de cabeza muy fuerte pulsátil en uno o ambos hemisferios de la cabeza que, aunque en menor frecuencia que a los adultos, también afecta a los niños a partir del año de vida (entre 1 y 4 % de éstos podría padecerla).

Es una de las consultas más frecuentes en pediatría y su origen puede ser tanto físico como emocional. La migraña suele durar entre media hora y seis, aunque hay casos en los que dura uno o dos días. Se produce por la constricción de los vasos sanguíneos del cerebro lo que produce que la cantidad de sangre y oxigeno que llega a éste sea menor. Algunas teorías científicas sostienen que las migrañas son hereditarias, es decir que hay una predisposición genética a padecerlas en aquellos niños cuyos padres o familiares también las padecen

Algunas de las causas de la migraña en los niños

  • Muchas horas frente a la televisión, los videojuegos o la computadora
  • Sueño
  • Cansancio
  • Ambientes viciados de humo de cigarrillo
  • Ansiedad
  • Efectos secundarios de algunos fármacos
  • Deshidratación
  • Problemas emocionales
  • Ruidos molestos
  • problemas de la vista
  • Inhalación o ingesta accidental de productos tóxicos o irritantes
  • Ingesta de ciertos alimentos y bebidas

Síntomas de la migraña en el niño

  • Fuertes e intensos dolores de cabeza
  • Mareos
  • Malestar de estómago
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Hipersensibilidad a la luz, a los ruidos y a algunos olores

Para prevenir la aparición de la migraña:

  • Ofrecer al niño una alimentación sana y equilibrada
  • Darle importancia al descanso, a las horas de sueño (mínimo 8 horas) y esparcimiento
  • Controlar el tiempo que pasa frente a la televisión, computadora, videojuegos

Algunas recomendaciones

  • Nunca medicar al niño sin consultar previamente al médico
  • Una buena forma de intentar que la migraña ceda sin medicación, es acostar al niño en una habitación oscura y silenciosa, colocar un paño húmedo y frío sobre su frente por un tiempo, hasta que se calme y el dolor lentamente desaparezca
  • Si el niño se queja con frecuencia de fuertes dolores de cabeza y además ellos interfieren con su vida cotidiana, no dude de inmediato en consultar al pediatra ya que podría tratarse de un problema más serio
Puntaje: 
Sin votos aún