Respirador bucal del bebe
Foto cortesía de kainr

El niño que respira por la boca presenta algunas señales evidentes que son fáciles de reconocer por familiares y médicos. El síndrome del respirador bucal puede estar relacionado con otras enfermedades de aparición temprana, que mejor ser diagnosticarlas a tiempo para evitar futuras complicaciones.

Síntomas:

  • Paladar profundo
  • Dormir con la boca abierta
  • Ojeras
  • Ojos cansados
  • Lengua laxa
  • Labio superior corto que deja mostrar los dientes
  • Labio inferior laxo
  • Incisivos para adelante
  • Somnolencia durante el día

El síndrome del respirador bucal puede estar relacionado con otras enfermedades de aparición temprana que mejor ser diagnosticadas cuanto antes para tratarlas adecuadamente.

  • Rinitis
  • Otitis
  • Sinusitis
  • Hipoacusia
  • Amigdalitis (reiteradas)
  • Asma
  • Apnea del sueño
  • Ronquidos
  • Convulsiones

El estado anímico del bebé también se ve afectado cuando presenta este trastorno. Las principales señales de alerta en cuanto a la alteración de su carácter son:

  • Irritabilidad
  • Mal genio
  • Impulsividad
  • Lloriqueo constante
  • Estados de ansiedad que derivan en crisis

Otro de los inconvenientes que exhibe esta dolencia, es el mal dormir que tienen los bebés con el síndrome del respirador bucal. Ya que pueden despertar a mitad de la noche con pesadillas y temores que impiden que retome la calma del sueño.
Las dificultades no terminan aquí: Las incidencias alimentarias también dejan su rastro, ya que el bebé que respira por la boca, no puede al mismo tiempo respirar y comer, lo cual genera mucho nerviosismo y tensión. Ya que una de las primeras enseñanzas de los adultos, es comer con la boca cerrada, pero el niño con este problema no puede hacerlo.

Más características del respirador bucal:

  • Pueden presentar pie plano
  • La cabeza suele estar inclinada hacia atrás
  • El pecho es hundido
  • El abdomen se presenta ligeramente para afuera

Recomendaciones para los padres:

  • Vigilar al bebé durante los períodos de sueño para detectar si ocurre esporádicamente o es algo de todos los días y noches
  • Si el bebé tiene un resfriado y está fuertemente congestionado, es probable que no respire con propiedad. Hay que tener en cuenta si respira por la boca por este motivo en particular
  • Consultar con un pediatra para que éste evalúe el mejor momento para comenzar un tratamiento y así evitar inconvenientes que pueden aparecer durante el desarrollo del niño

Tratamientos útiles:

  • Si el problema persiste cuando el niño ya es un poco mayor, se deberá consultar con un otorrinolaringólogo y fonoaudiólogo. Estos especialistas solicitarán varios análisis para detectar el problema con la certeza debida
  • La respiración bucal puede ser causada por el bloqueo de las vías aéreas, ya sea debido a problema en las amígdalas, adenoides o desviación del tabique nasal. Mediante la corrección de estos problemas, la respiración bucal puede verse solucionada
  • Necesidad de consultar y comenzar un tratamiento con kinesiólogo y traumatólogo. Los trastornos del respirador bucal traen consecuencias en todo el organismo. La escoliosis y el pie plano, son dos posibles daños que pueden aparecer y deben tratarse
  • La intervención de un odontólogo puede también ser necesaria, llegado el caso, ya que los niños que duermen con la boca abierta no practican una correcta higiene bucal. La saliva, se seca al permanecer la boca abierta

Tener en cuenta todos los posibles inconvenientes que puede acarrear el respirar erróneamente, hará que el diagnóstico temprano ayude a dar con el tratamiento preciso. Y que el bebé se encuentre en todo momento controlado por los especialistas que sean necesarios, para facilitarle el mejor de los desarrollos posibles.

Puntaje: 
Sin votos aún