Foto de Laura Vazquez

Parásitos en los niños

Síntomas y tratamiento para deshacerse de estos indeseados visitantes
Niños con parasitos
flickr.com

Estos pequeños invitados se alojan en el tracto intestinal del niño. Son detectados mediante el análisis de la materia fecal (los parásitos están en las heces del niño) y se trata de manera muy fácil. No hay que asustarse y actuar si el pequeño presenta las siguientes señales de advertencia:

Síntomas:

  • Malestar en el estómago
  • Dolor de cabeza
  • Estreñimiento o diarrea
  • Anemia
  • Malnutrición
  • Déficit de desarrollo psíquico y físico
  • Problemas respiratorios
  • Obstrucción intestinal
  • Picor en la zona anal

¿Cómo entra el niño en contacto con el parásito?

  • El tocar pañales sucios puede provocar el ingreso de la bacteria en el tracto digestivo cuando el niño se lleva la mano a la boca
  • Al jugar con arena o tierra en plazas o parques y estar en contacto con heces
  • Consumir alimentos o agua en mal estado
  • Las mascotas pueden transmitir el parásito si están infectados, por eso es muy importante desparasitarlos

Recomendaciones importantes:

  • Es vital que los niños se laven las manos correctamente y con asiduidad antes y después de ir al baño
  • Hay que tener especial cuidado con las mascotas ya que éstas pueden contagiar fácilmente a los niños. Éstas deben ser desparasitadas
  • Se debe evitar el contacto con superficies contaminadas de heces humanas
  • Las frutas y las verduras deben ser cuidadosamente lavadas
  • Los pañales descartables deben eliminarse rápidamente tras el uso
  • Tras jugar con tierra o arena el niño debe lavarse las manos
  • Es importante lavarle a los niños muy bien las uñas ya que el parásito suele alojarse en ellas
  • El agua debe hervirse antes de consumirse
  • La basura debe ser eliminada rápidamente del hogar para evitar la aparición de cucarachas u otros animales indeseados que diseminan la enfermedad
  • La carne debe estar muy cocida, sin rastros de color rosa en el momento de darle de comer al niño

Tratamiento:

  • Se suministra un medicamento antiparasitario durante tres días. Luego de pasadas dos o tres semanas, se analizará nuevamente la materia fecal para verificar que las lombrices del niño han sido eliminadas

Prevención:

  • Beber agua potable
  • Los alimentos que se consuman deben ser frescos, estar bien cocidos y limpios
  • Mantener las manos siempre limpias
  • Los animales domésticos deben ser desparasitados
  • Combatir moscas, cucarachas y ratas

Datos de interés:

  • La Organización Mundial de la Salud, (OMS), estima que más de 2 mil millones de personas en el mundo están infectados por algún parásito intestinal (en su mayoría, los contagiados son niños y mujeres embarazadas)
  • EL oxiuro es el parásito que se encuentra con mayor facilidad en el organismo del niño. EL picor rara vez resulta ser intenso y en algunas ocasiones se determina su presencia al ver alrededor del ano unos gusanos pequeñitos. Si éstos no se ven, se recomienda solicitarle al pediatra un examen más exhaustivo
  • El tratamiento es muy sencillo y no hay razón para suspender las actividades cotidianas del menor. Tampoco debe ausentarse del colegio
  • Es aconsejable lavar las sábanas, juguetes y ropa del niño muy bien si se sospecha de la presencia de parásitos para evitar el contagio a otros miembros de la familia. En varias ocasiones, el médico solicitará exámenes a otros integrantes del hogar si se sospecha de posible contagio

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.