Parche anticonceptivo transdérmico

Se trata de un método anticonceptivo hormonal relativamente nuevo, que consta de un adhesivo cuadrado de aproximadamente unos 4 centímetros de lado. Se aplica sobre la piel y desprende hormonas (combinación de estrógenos y progesterona) que penetran desde la dermis y llegan al torrente sanguíneo. Las mismas realizan modificaciones en el sistema hormonal femenino, entre ellas anular la ovulación y producir variaciones en el moco cervical para que sea menos fértil, con el propósito de que no se produzca el embarazo.

¿Dónde y cómo se coloca el parche?

El parche va pegado en cualquier superficie de la piel, exceptuando el pecho. Las zonas donde se coloca con mayor frecuencia por un tema de comodidad son: Brazos, abdomen, nalgas, espalda.

El parche se lo coloca la misma mujer siguiendo una serie de especificaciones que vienen en el envase, entre ellas, que la piel esté previamente libre de cremas, lociones, maquillaje y se encuentre bien limpia y seca.

¿Cuándo se coloca el parche?

El parche se coloca la primera vez el primer día de la menstruación y posteriormente durante las tres primeras semanas del ciclo menstrual femenino, no en la cuarta semana, ya que es cuando se produce la menstruación.

La duración del efecto del parche es de 7 días, por lo cual hay que cambiarlo al cabo de 1 semana y siempre el mismo día en que fue colocado la primera vez (por ejemplo si se colocó un domingo, deberá ser remplazado al domingo siguiente). El empaque de parches que se vende en farmacias contiene 3 parches, uno para cada semana del ciclo menstrual.

Se recomienda no colocar el parche siempre en el mismo lugar, para evitar que se irrite la piel, lo cual dificulta la absorción hormonal.

Ventajas y desventajas del parche anticonceptivo transdérmico

Al igual que todos los métodos anticonceptivos, el parche tiene sus pros y sus contras.

Ventajas

  • Libera el fármaco de forma uniforme
  • La efectividad del parche no disminuye en caso de vómitos o colitis
  • Es sumamente efectivo (99%)
  • Sólo se usa durante tres semanas al mes
  • Mejora los síntomas del síndrome premenstrual

Desventajas

  • Hay que tener mucho cuidado de que no se despegue, dado que si eso sucede no cumpliría el efecto. Si bien la probabilidad de que se despegue es baja, puede pasar, sobre todo en verano, que la transpiración puede dificultar la adherencia
  • No se recomienda el uso de este tipo de parche en personas con sobrepeso, con un peso mayor a los 80 kg, ya que disminuye el efecto
  • No se recomienda en mujeres con problemas de piel
  • No protege contra enfermedades de transmisión sexual
  • La primera semana de uso del parche se recomienda combinar con el uso de otro método anticonceptivo
Puntaje: 
Promedio: 3 (2 votos)