Foto de Patricia Carambula

Remedios naturales para el bebé

Antes de recurrir a cualquier alternativa natural, consultar siempre al pediatra
Remedios naturales para el bebé

La naturaleza ofrece infinidad de productos que pueden ser utilizados para la salud, mejorar ciertas afecciones, dolencias, también para los más pequeños de la familia. Pero siempre es muy importante consultar primero al pediatra, antes de recurrir por cuenta propia al uso de cualquier medicina natural, por más inofensiva que ésta parezca.

Otro elemento importante a tener presente en estos casos, es la edad del bebé, ya que no se recomienda utilizar ninguna sustancia hasta que cumpla por lo menos los 6 meses.

Entre los remedios naturales que pueden utilizarse en bebés están

Para el dolor de estómago

Es bastante frecuente que los bebés sufran de cólicos, los molestos dolores de panza, provocados por la inmadurez de su aparato digestivo. Una opción natural para ellos es mezclar arcilla con aceite de oliva hasta conseguir una preparación homogénea y realizar suaves masajes circulares con ella en la panza del bebé.

Para destapar la nariz

  1. Una receta sumamente útil y sencilla para descongestionar la nariz del bebé es incorporar al agua del baño, una gotita de aceite esencial de lavanda
  2. Otra opción es hervir agua e incorporarle manzanilla y con ello hacer que el bebé respire el vapor de la misma, teniendo muchísimo cuidado de que no se queme, por algunos minutos. No se recomienda realizar este tratamiento a niños de menos de 5 años
  3. Para los niños más grandes se puede hacer una preparación de agua y sal, hacer que la inhalen, lo que ayudará muchísimo a descongestionar y a aflojar la congestión nasal

Para la fiebre

La fiebre en los bebés y niños pequeños es algo que suele preocupar mucho a los padres y muchas veces es difícil de bajar solamente con la utilización de antitérmicos, por ello puede recurrirse para complementar a estas opciones:

  1. Cataplasma de arcilla: Mezclar un poco de arcilla y agua hasta lograr una mezcla homogénea, colocar la preparación sobre una gasa seca y limpia y aplicar en el bajo vientre del bebé
  2. Paños húmedos: Humedecer varios paños con agua fría y colocar en la frente, las axilas y la panza del bebé. Esto es muy útil cuando la fiebre no logra bajarse con los antitérmicos

Para la tos

  1. Infusión de orégano: Hervir una taza de agua, retirar del fuego e incorporar una cucharadita de orégano, dejar enfriar y colar. Se puede utilizar como jarabe añadiéndole una cucharadita de miel lo que hará que su sabor sea más agradable para los niños. Utilizar sólo en niños mayores de 3 años
  2. Cataplasma de malva: Preparar una infusión con una cucharada de malva y una vez fría humedecer un paño y aplicar como cataplasma sobre los bronquios y la garganta

Para cuando está nervioso

Muchas veces el bebé está molesto, incómodo, majadero, llora permanentemente y no sabemos porqué. Una opción para calmarlo y lograr que se relaje, es darle un baño caliente con algunas preparaciones naturales y caseras entre ellas:

  1. Infusión de lavanda, manzanilla y flores de azahar: Preparar una infusión con 2 puñados de flores de azahar, 2 de manzanilla y 2 de lavanda, hervir y una vez que esté tibia, incorporar al agua del baño del bebé y bañarlo como de costumbre. El aroma de estas los ayudará a relajarse y a que descanse más tranquilamente

Para los parásitos

  1. Ajo: Colocar 3 dientes de ajo en un vaso e incorporarles agua hirviendo, dejar reposar durante una noche y al otro día dar de beber esa agua al niño en ayunas
  2. Semillas de calabaza: Mezclar en medio vaso de agua tibia, 2 cucharadas molidas de semillas de calabaza secas y dar de beber al niño en ayunas
Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.