Síndrome de Asherman

Se trata una afección poco frecuente y conocida que se caracteriza por una lesión en el útero mal curada, que produce la formación de tejido cicatricial, adherencias uterinas, que se desarrolla tras un procedimiento como por ejemplo legrado o dilatación.

Causas

  • Una severa infección pélvica, también puede causar el síndrome
  • Las adherencias intrauterinas pueden formarse también tras una infección con esquistosomiasis o tuberculosis

Incidencia

Afecta al 1,5% de las mujeres que han sido sometidas a histerosalpingografía, entre al 5 y el 39% de las que han padecido abortos espontáneos o recurrentes u hasta un 40% de las que han sido sometidas a legrado.

Síntomas

  • Amenorrea (falta de los períodos menstruales)
  • Dolor durante el período, aunque haya amenorrea, como consecuencia de que las adherencias no permiten que los coágulos sanguíneos salgan del cuerpo de la matriz
  • Aborto espontáneo o recurrente como consecuencia de las adherencias en las paredes del útero que impiden la implantación del óvulo
  • Infertilidad

Si bien estos síntomas pueden estar asociados a cualquier otra condición, si aparecen súbitamente tras un legrado o dilatación, probablemente corresponden al síndrome de Asherman.

Diagnóstico

El método más confiable de diagnóstico es la visión directa del útero mediante histeroscopia.

Tratamiento

El tratamiento consta de cirugía para extirpar las adherencias. Generalmente esto se realiza con un procedimiento llamado histeroscopia, en el que se usan pequeños instrumentos y una cámara que se coloca dentro del útero a través del cuello del útero.

Luego de la extirpación del tejido cicatricial, se debe mantener abierta la cavidad uterina mientras cura para prevenir la recurrencia de las adherencias. Es probable que se coloque un pequeño globo dentro del útero durante algunos días y que se indique la estrogenoterapia, mientras el útero cicatriza.

En caso de infección puede ser necesario tratamiento con antibióticos.

Pronóstico

En general, en la mayor parte de los casos el síndrome de Asherman se cura con cirugía, aunque hay casos en que son necesarios más de un procedimiento.

Las mujeres que padecen de infertilidad como consecuencia del síndrome, pueden lograr el embarazo luego del tratamiento. El éxito del mismo, dependerá de la gravedad del síndrome y de la dificultad del tratamiento, así como de otros factores que afectan la fertilidad y el embarazo.

Complicaciones

En casos excepcionales la cirugía histeroscópica puede traer las siguientes complicaciones:

  • Perforación del útero
  • Sangrado
  • Infección pélvica
Puntaje: 
Promedio: 3 (1 voto)