Síndrome de Baboon
El Síndrome de Baboon se presenta luego del contacto con sustancias como el mercurio de un termómetro roto
Foto cortesía de Andrés Rueda - Flickr.com

El Síndrome de Baboon fue descripto por primera vez por los doctores Hjorth y Andersen en el año 1984. Se trata se una dermatitis de contacto sistémica que se presenta simétricamente y se caracteriza por la aparición de prurito y erupción en la zona de los glúteos, la cara interna de los muslos y en los pliegues mayores, con lesiones en forma de V en la zona de la ingle. Se manifiesta posteriormente, horas e incluso días después, del contacto con determinados fármacos u agentes alérgenos. Son potencialmente propensos aquellos niños sensibles al mercurio y al tiomersal.

Se trata de un síndrome relativamente nuevo y muy poco común, pero sencillo de diagnosticar en determinadas situaciones en las que existió la rotura previa de un termómetro de mercurio líquido, ya que el vapor de mercurio al ser inhalado, es uno de los principales desencadenantes del Síndrome de Baboon.

Causas

  • Exposición a determinados metales, fundamentalmente, mercurio metal líquido de los termómetros
  • Exposición a determinados fármacos (el alopurinol, la eritromicina, la amoxicilina) e inmunoglobulina endovenosa
  • Infecciones virales o bacterianas

Características principales del Síndrome de Baboon:

  • Lesión, irritación, roncha con bordes bien delimitados en la zona de las nalgas, así como erupción en forma de V en el área de la ingle
  • Eritema en alguno de los pliegues mayores
  • Simetría de las zonas lesionadas
  • Carencia de síntomas sistémicos

Diagnóstico

Para la realización del diagnóstico es fundamental examinar la repartición patognomónica de la erupción y averiguar si existió la rotura de un termómetro de mercurio. Es necesaria la realización de un diagnóstico diferencial descartando manifestaciones clínicas similares como la dermatitis atópica, la dermatitis seborreica, los exantemas virales, la dermatitis de contacto no sistémica y otras toxicodermias.

La confirmación del diagnóstico de Síndrome de Baboom, se hace a través de la realización de análisis epicutáneos.

Tratamiento

No hay un tratamiento definido para este síndrome, pero suelen utilizarse antihistamínicos y corticoides tópicos para mejorar los síntomas. Y en general las lesiones se desvanecen en unos cuantos días sin dejar secuelas.

Pronóstico

Actualmente, debido a los potenciales riesgos que tiene para la salud la exposición al mercurio, hay normas internacionales estrictas para la utilización de dicho metal. Además la Organización Mundial de la Slaud (OMS) promueve a través de sus políticas, la sustitución paulatina del uso de mercurio en el área de la salud, entre ellas, el remplazo de los termómetros clásicos de mercurio (prohibidos en algunos países del mundo) por los digitales. Por lo cual es muy factible que en el fututo, los casos de Síndrome de Baboon sean cada vez más raros.

Puntaje: 
Sin votos aún