Foto de Patricia Carambula

Cronograma de vacunación de 0 a 6 años

Es la mejor forma de proteger al niño contra diversas enfermedades; vacunarlo es una prueba de amor.
Vacunación
Foto cortesía de UNICEF

La vacunación es una de las maneras más importantes de mantener saludable al niño, ya que se pueden evitar muchísimas enfermedades infecciosas durante la infancia. Durante los primeros meses de vida el bebé deberá preparar su sistema inmunológico, sus defensas, contra los focos infecciosos que hay en el entorno, causantes de enfermedades como la hepatitis, la varicela, entre otras. Y de algunas un poco más graves como la tos convulsa, o la polio. Sin las vacunas que lo protejan debidamente, el niño puede enfermar y morir. Por ello es muy importante seguir al pie de la letra el cronograma de vacunación para niños de 0 a 6 años, así como cualquier otra indicación o sugerencia hecha al respecto por el pediatra tratante.

  • Hepatitis B
  • Se administra al bebé recién nacido antes de ser dado de alta de la maternidad y se complementa con una segunda dosis entre el primer y segundo mes del bebé, de vacuna Hepatitis B monovalente o una combinada que incluya el compuesto Hep B (en este caso hay que administrar un refuerzo a los 4 meses del bebé).

  • Vacuna Antituberculosa (BCG)
  • La BCG se da en algunos países cuando el bebé nace antes de ser dado de alta de la maternidad. En otros como Estados Unidos no la administran y en su lugar hacen una prueba de monitoreo anual de los pacientes, que indica en caso de dar positiva, si el niño mantuvo contacto con el virus de la tuberculosis.

  • Rotavirus
  • La primera dosis de la vacuna contra el rotavirus se administra entre el segundo y tercer mes del bebé, no puede iniciarse más allá de 12 semanas. Y la segunda dosis debe ser dada antes de las 32 semanas.

  • Vacuna triple bacteriana
  • Esta vacuna incluye protección para la Difteria, el Tétanos y la Tos Convulsa. Se administra a los 2, a los 4, a los 6, a los 12 meses y por último a los 5 años.

  • Vacuna combinada contra el Haemopylus B (Hib)
  • Se administra a los 2 y 4 meses y dependiendo de los componentes utilizados para la primera, deberá hacerse un refuerzo a los 6 meses.

  • Vacuna Antipoliomelítica
  • Esta vacuna protege contra la Polio y se administra a los 2, 4, 6 y 12 meses del bebé.

  • Vacuna antimeningocócica
  • Protege contra el meningococo que produce graves enfermedades como la meningitis. Si bien no está en muchos países dentro del calendario rutinario de vacunación, se indica en algunos casos como: Viajes a lugares donde hay epidemia, pacientes de riesgo, situaciones de epidemia, entre otras.

  • Vacuna contra la gripe
  • Esta vacuna protege contra la gripe y se recomienda a los niños de entre 6 meses y 5 años.

  • Vacuna triple viral
  • Esta vacuna protege contra el Sarampión, la Rubéola y las Paperas y se da la primera vez al año (12 meses) y la segunda a los 5 años.

  • Vacuna contra la varicela
  • Esta vacuna protege contra la varicela y se da por primera y única vez al año de edad.

  • Vacuna contra la hepatitis A (Hep A)
  • Está vacuna está recomendada para los niños de 1 año de edad y la segunda dosis debe ser administrada con un intervalo de al menos 6 mese con respecto a la primera.

Para recordar

  • Las enfermedades agudas o leves no son contraindicación para la vacunación de los niños que sean sanos. Si le corresponde recibir la vacuna de la polio y tiene diarrea, no debe ser vacunado pues la vacuna no le haría efecto
  • El bebé prematuro debe ser vacunado a la edad cronológica habitual, salvo cuando se trata de la BCG, que se da cuando el niño ha alcanzado los 2500 gramos de peso
  • Los niños inmunodeprimidos (que padecen SIDA o inmuno supresión) requieren de un esquema de vacunación diferente al de aquellos que no tienen su sistema inmunológico comprometido

Reacciones adversas de la vacunación

A los niños menores de 1 año se los vacuna en la cara anterior del muslo buscando un mejor efecto de inmunidad por la mayor absorción muscular.

  • Algunas vacunas pueden dar fiebre lo que será advertido por el vacunador luego de aplicar la misma. En tal caso el mismo antitérmico que se suele dar al niño servirá para bajar la fiebre producida como reacción a la vacuna
  • Algunas vacunas pueden producir dolor, molestia, enrojecimiento o inflamación de la zona donde se vacunó. De ser así el mismo antitérmico que se suele dar al niño servirá para calmarlo, también la aplicación de compresas frías locales
Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.