Estamos ante una enfermedad infecciosa causada por un virus que se engloba dentro de las enfermedades infantiles con mayor incidencia y menos complicaciones.

Varicela en el bebe

La varicela es una enfermedad infantil eruptiva y contagiosa provocada por un virus. El virus, denominado Zóster, es el mismo responsable de los herpes en la edad adulta.

La varicela es la enfermedad infecciosa exantemática de mayor incidencia entre los niños de los 3 a los 10 años. La varicela es por lo tanto una enfermedad infantil y únicamente un 10% de la población adolescente, padece la varicela habiendo pasado los 15 años.

La mayor incidencia de contagio se produce entre los 3-4 años de edad, en los jardines infantiles y durante los meses de enero a mayo.

Síntomas

Durante el periodo de incubación, la varicela no presenta ningún síntoma. Este período suele durar dos semanas, transcurrido el cual se producen los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Cansancio y decaimiento
  • Erupción cutánea y corporal de vesículas que se van secando hasta desaparecer
  • Picor
  • Escozor

Cómo se transmite

La varicela se transmite por contacto directo durante el periodo de incubación y erupción. El líquido que contienen las vesículas cuando erupcionan, es altamente contagioso.

Adicionalmente la varicela, al tratarse de una infección vírica, se transmite también por el aire durante los dos o tres días antes de la erupción y los cinco días posteriores a la misma.

¿Se puede padecer varicela varias veces en la vida?

No, la varicela es un virus que únicamente se manifiesta una vez en la vida de las personas y genera inmunidad para el resto de la misma.

El virus sin embargo, puede permanecer latente en el organismo y años más tarde se puede manifestar en forma de herpes zóster o algún tipo de erupción cutánea no identificada y dolorosa en la edad adulta que transcurre sin mayor importancia.

¿Puede complicarse?

Al tratarse de una enfermedad infecciosa, son precisamente las infecciones el mayor riesgo al que se exponen las personas que la padecen.

Es frecuente también la aparición de hepatitis causada por el virus, sin embargo éste es asintomático y no se detecta salvo a través de una analítica.

Se pueden presentar complicaciones a nivel neurológico en los menores de 5 años y los mayores de 15 años.

En las personas con enfermedades crónicas o inmunes se puede presentar neumonía.
Y finalmente, si una mujer embarazada padece varicela, debe seguir un estricto control prenatal ya que puede suponer un riesgo para el desarrollo fetal.

Sin embargo, reiteramos que la varicela es una enfermedad eminentemente infantil, que cursa sin complicaciones y se resuelve sin ningún efecto secundario.

Tratamiento

  1. Niños Sanos
  2. El tratamiento se centra en la minimización del dolor, picor y escozor de las vesículas, así como el control de la fiebre.

    Nota: Está totalmente contraindicado la administración de ácido acetilsalicílico, ya que puede desencadenar una rara enfermedad denominada Síndrome de Reye.

  3. Para los niños que:
  • Sean mayores de 12 años
  • Tengan afecciones cutáneas crónicas
  • Enfermedades pulmonares de nacimiento
  • Están en tratamiento con cortisona de forma habitual

Se establecerá un tratamiento específico evitando la complicación del cuadro vírico.

Vacunas

Los niños con varicela deberán permanecer aislados durante un periodo de cinco días tras la aparición de la erupción.

Existe una vacuna anti varicela que, si bien no forma parte de los planes de vacunación, puede ser administrada a prescripción facultativa en niños y adolescentes.

Conclusiones

Estamos ante una enfermedad eruptiva y vírica, que en un 90% de los casos cursa entre los 3 y los 10 años sin presentar complicaciones posteriores.

Agregar comentario