Avena
La avena en el agua del baño, alivia la comezón y piel seca

Cada día cobran mayor relevancia las terapias alternativas y los remedios caseros para la cura de distintas afecciones. Cuando se trata de bebés y niños pequeños, muchas veces hay cierta resistencia a las soluciones caseras y naturales. Sin embargo, lo cierto es que ancestralmente se utilizaron muchas de ellas ya sea por los indígenas en épocas más remotas o por las abuelas en épocas más próximas.

1

Cebolla para la congestión nasal

Para aliviar la congestión nasal del bebé durante un resfriado, nada mejor que está solución natural. Cortar en rebanadas una cebolla y colocar en un platito al lado de la cuna del mismo. Según la pediatra Lauren Feder, la cebolla contiene azufre y esta sustancia afloja el moco, ayudando a que respire mejor.

2

Vapor para destapar la nariz

El vapor es un excelente descongestivo natural, que ayuda a aliviar la tos y desobstruir las vías respiratorias. Una buena opción es abrir la ducha y dejar que el baño se inunde con el vapor del agua caliente, ahí dejar que el bebé respire por unos cuantos minutos el mismo y así se destapará su nariz y respirará mucho mejor.

3

Limón para la fiebre

Lo aconsejable es cortar una rodaja de limón y colocarla en un bowl con agua tibia para que suelte sus aceites aromáticos esenciales. Luego desnudar al bebé y con la ayuda de un paño humedecido en el agua y el limón, ir mojando suavemente todo su cuerpito. Lo que se busca es lograr enfriar el cuerpo por la evaporación de los líquidos y así bajar la fiebre.

4

Ciruelas para el estreñimiento

Las ciruelas contienen sorbitol, una sustancia que tiene un suave efecto laxante y puede ayudar a que el bebé estreñido defeque, aliviando así sus cólicos.

5

Avena para la comezón cutánea

Un baño con avena puede ayudar a suavizar la piel seca del bebé o su comezón. Para ello, hay que pulverizar muy bien las hojuelas de avena en una procesadora y luego espolvorear ½ taza en el agua del bañito del bebé. Hacer que el niño tome un bañito de inmersión durante unos 15 minutos aproximadamente. Dependiendo del caso, repetir hasta 3 veces por día si es necesario.

6

Manzanilla para la digestión

La infusión de manzanilla es ideal para aliviar molestias estomacales. Para ello, se recomienda realizar un té y remojar en él un paño; luego escurrirlo y aplicarlo sobre el abdomen del bebé por unos 15 minutos.

Antes de dar a ingerir cualquier remedio herbal al bebé, es importante consultarlo con el pediatra tratante, ya que si bien son naturales eso no quiere decir que sean inofensivos.

Puntaje: 
Sin votos aún