Crup

Se trata de una inflamación alrededor de las cuerdas vocales, que causa dificultad respiratoria y tos de perro, muy frecuente en bebés y niños pequeños. Suele presentarse en niños de entre 3 meses y 5 años de edad, pero puede ocurrir a cualquier edad. Hay niños que son más propensos y pueden padecer la enfermedad varias veces.

En el pasado era una enfermedad peligrosa, pero actualmente gracias a los antibióticos y vacunas, la mayoría de los casos son leves. En los casos graves, puede haber una superinfección bacteriana de las vías respiratorias altas. La cual se denomina traqueítis bacteriana y requiere hospitalización y la administración de antibióticos intravenosos. Si resulta infectada la epiglotis, puede inflamarse toda la traquea y cerrarse, lo cual constituye un afección potencialmente mortal llamada epiglotitis.

Causas

  • Infección viral (la causa más común son los virus de la parainfluenza, otros son sarampión, virus respiratorio sincicial, influenza y adenovirus)
  • Alergias
  • Reflujo de ácido
  • Infección bacteriana
  • Inhalar algún agente irritante para las vías respiratorias

Síntomas

  • Resfriado leve por varios días antes que aparezca la tos perruna
  • Tos estridente similar al ladrido de un perro o al sonido de una foca (este es uno de los síntomas característicos del crup)
  • en la medida en que la tos se hace más frecuente, puede aparecer dificultad respiratoria o estridor durante la inspiración
  • Los síntomas son peores durante la noche y se extienden por entre 5 y 6 noches siendo las dos primeras las peores
  • Es poco frecuente que dure durante varias semanas o sea recurrente, en tal caso se debe consultar a un médico

Tratamiento

La mayoría de los casos de crup pueden tratarse de manera segura en el hogar, pero debe consultarse al médico para que indique tratamiento.

El aire frío o húmedo puede proporcionar alivio. Se puede llevar al niño a que reciba el vapor de una ducha caliente o al aire fresco de la noche a la intemperie. Un vaporizador puede ser de mucha utilidad durante la noche en el dormitorio del niño.

El paracetamol baja la fiebre y alivia algunos síntomas, disminuyendo así sus necesidades respiratorias.

Los casos graves de la enfermedad requieren hospitalización. La dificultad respiratoria, fatiga, deshidratación o coloración azulada de la piel, son indicios de la necesidad de asistencia médica urgente.

Para reducir la inflamación de las vías respiratorias altas, pueden utilizarse fármacos como los corticosteroides orales, como la epinefrina racémica aeorosolizada o corticosteroides vía oral o en inyectable. Cuando la infección es bacteriana, será necesaria la administración de antibióticos.

La obstrucción creciente de las vías respiratorias, requiere intubación, administración de líquidos por vía intravenosa y corticosteroides.

Pronóstico

El crup viral suele desaparecer entre los 3 y los 7 días y el pronóstico es bueno con tratamiento.

En caso que la obstrucción de las vías respiratorias no sea tratada de manera rápida, puede presentarse disena y paro respiratorio.

Complicaciones

  • Paro respiratorio
  • Traqueítis bacteriana
  • Deshidratación
  • Disnea
  • Epiglotitis
  • Atelectasia
Puntaje: 
Sin votos aún