Existen diferencias desde adentro del útero

Desarrollo cerebral

Si bien muchos de los comportamientos característicos de las niñas y niños son culturalmente aprendidos, hay algunas diferencias que trascienden los cultural y aprendido. Los especialistas creen que hay diferencias en el desarrollo cerebral inclusive antes del nacimiento.

Desarrollo del cerebro del varón dentro del útero

Margaret M. McCarthy, profesora de fisiología de la Universidad de Maryland estudiosa del desarrollo cerebral temprano, explica que dentro del útero materno, los bebés varones son fábricas de testosterona. De hecho nacen con la misma cantidad que un hombre de 25 años de edad. Posteriormente este nivel baja hasta la llegada de la pubertad. Entre otras funciones, la testosterona tiene la función de moldear el desarrollo del cerebro.

Un estudio realizado en ratas de laboratorio, halló que tanto los machos como las hembras que recibieron dosis extra de testosterona antes del nacimiento, demostraron un desempeño mejor en las pruebas de laberintos enseguida de nacer. Si bien no hay nada concluyente aún, se maneja la hipótesis de que la testosterona podría mejorar el razonamiento espacial.

Desarrollo del cerebro femenino dentro del útero

Las niñas también producen testosterona dentro del útero materno, pero no tanta cantidad como los varones. Y las hormonas femeninas producidas, como ser el estrógeno, no perecería tener gran impacto en su desarrollo cerebral.

Después del nacimiento

Tras el nacimiento los cerebros de niños y niñas siguen siendo diferentes. Según estudios realizados con resonancia magnética, hay áreas del cerebro de las niñas que crecen más rápidamente que las de los niños y viceversa.

Esto quiere decir que niños y niñas de igual edad, podrían estar en etapas diferentes de su desarrollo cerebral. Pero con el tiempo se equiparan.

Hay investigaciones que señalan que el cuerpo calloso, que conecta ambos lados del cerebro, es más grande en niñas que en niños. Y hay científicos que creen que esto podría explicar la tendencia en las niñas a usar tanto el lado derecho como el izquierdo del cerebro para solucionar problemas.

En estudios realizados en ratas de laboratorio, se halló que los machos tienen una amígdala cerebral más grande y esta región cerebral es la encargada de controlar las emocionas profundas, entre ellas el miedo.

Los cerebros jóvenes son inmensamente maleables, y las regiones claves crecen o encogen dependiendo de cómo se usan.

Benenbaum profesora de psicología en la Universidad de Pensilvania, explica que los cerebros de los niños son muy maleables y las regiones claves crecen o se encogen según el uso.

Diferencias en la forma de pensar de niños y niñas

Científicos del National Institutes of Health analizaron los resultados de resonancias magnéticas de los cerebros de 500 niños y niñas saludables para tratar de responder a algunas cuestiones sobre el desarrollo cerebral infantil, haciendo algunos interesantes descubrimientos:

  • Niños y niñas son iguales de competentes en matemáticas, por lo cual cualquier diferencia que puede apreciarse no es producto de la biología sino quizás de la cultura
  • Las niñas demostraron mayor habilidad para la destreza manual, memorizar y recitar listas de palabras y pensar con rapidez
  • Los varones fueron más hábiles en tareas en las que se exigía habilidad espacial como formar patrones, series u ordenar bloques

Agregar comentario