Estrategias para hacer las mañanas de la familia más dinámicas

Cuando hay niños en la casa, las mañanas suelen ser un lío, corridas, apurones, frases como: “A levantarse”; “Apúrense”; “Vamos arriba”, son una constante. Para dinamizarlas y hacer que no sean tan estresantes para padres y chicos, algunas estrategias de expertos suelen servir para organizarse y no siempre andar corriendo, apurados y llegar a tiempo a las obligaciones diarias (escuela, trabajo, etc.).

Ser la primera en levantarse

Levantarse primero e ir organizando y preparando todo antes de que se levanten los niños es una buena medida para hacer las cosas tranquila y así agilizar la mañana para llegar a tiempo a las actividades diarias.

Dejar todo preparado la noche anterior

Según la experta en organización Jodie Watson, fundadora y presidenta de Supreme Organitation (una empresa que se dedica a ayudar a empresas y particulares a optimizar su tiempo y su espacio para organizarse mejor), la clave para agilizar la mañana y salir de casa para cumplir con las actividades diarias a tiempo, es dejar todo preparado la noche anterior. Preparar las mochilas, las viandas para el colegio, los uniformes de los niños, la ropa de abrigo e incluso dejar lo más adelantado posible el desayuno del día siguiente.

Incentivar a los niños con un delicioso desayuno

Algunas madres utilizan como estrategia para que sus niños salgan de la cama, tentarlos con un desayuno deliciosos preparado sobre la mesa de la cocina; chocolate caliente, leche o yogurt con cereales, etc., lo que a ellos más les guste, para incentivarlos a levantarse, vestirse e ir a desayunar.

Jugar a las competencias con los chicos para ver quien es el primero

Jugar con los chicos realizando competencia entre ellos para ver quien es el primero en estar listo en la mañana y sentarse a desayunar, puede hacer que la dinámica matutina para ellos sea más entretenida y los motive a levantarse, vestirse y prepararse a tiempo.

Acostar a los niños temprano

Si queremos que a la mañana los chicos se levanten a tiempo, es preciso que vayan a la cama temprano la noche anterior. Es importante en esto establecer una rutina diaria, un horario fijo para acostarse, que permita a los niños descansar las horas necesarias (8 o9 horas) para estar bien al otro día.

Un desayuno nutritivo

La Chef Jennifer Carden autora de The Toddler Café, sostiene que una clave importante en las mañanas es un buen desayuno nutritivo, que ayude a dar energía a los niños. Sugiere que batidos, licuados o yogurt con frutas, huevos, granola, miel, cereales y tortillas de trigo integral son buenas opciones. Algunas preparaciones pueden dejarse prontas de la noche anterior a fin de simplificar y facilitar las cosas a la mañana.

Establecer una rutina para las mañanas

Establecer una rutina diaria, ayuda a que los niños sepan el orden de las cosas que deben hacer. Haciendo lo mismo todos los días en el mismo orden, facilita y agiliza las mañanas; así se automatizan y hacen las cosas automáticamente sin que mamá o papá estén detrás; levantarse, vestirse, lavarse la cara, ir a desayunar, cepillarse los dientes, etc., etc.

Ayudarlo a realizar aquellas cosas para las que aún no está muy práctico

Dependiendo de la edad del niño, evaluar cuales son las tareas que es capaz de hacer por si solo sin ayuda y cuales le cuestan un poco más, por ejemplo si está en proceso de aprender a atarse los cordones, pero aún no lo hace con toda destreza, en la mañana ayudarlo, porque sino se retrasará muchísimo. Y dejarlo practicar en otros momentos del día, cuando no hay ninguna prisa.

Evitar todo aquello que distraiga y eventualmente pueda distraer

Mantener la televisión apagada si con ella los niños se distraen y demoran en terminar su desayuno. Y no estar en la mesa chequeando mails o mensajes en el iPhone o computadora portátil ya que es poco probable que se haga rápidamente, siempre algo va a captar la atención y hacer demorar retrasándolo.

Puntaje: 
Sin votos aún