Foto de Patricia Carambula

A mi hijo le sangra la nariz

Es frecuente en la infancia y en general no es nada grave, sino consecuencia de venas finas o débiles, algún golpe, etc.
Sangrado de nariz en los niños

El sangrado de nariz en los niños es algo que ocurre con mucha frecuencia durante la infancia y puede deberse a distintas causas, una de ellas es la fragilidad de los vasos capilares interiores.

Causas por las que les sangra la nariz al niño:

  • Traumatismo: Puede ser que el sangrado ocurra como consecuencia de un golpe, de sonarse la nariz con demasiada fuerza o por escarbarse con insistencia
  • Problemas antatómicos: Alguna anomalía estructural
  • Alergias o resfriado: Como consecuencia de ellos se inflama e irrita la parte interna de la nariz, favoreciendo el sangrado
  • Venas y capilares superficiales que revientan con facilidad
  • Ambientes muy secos y cálidos: En lugares donde hay poca humedad y el ambiente está muy seco y caluroso, es más probable que sangre la nariz de un niño, ya que las mucosas se secan y el calor dilata los vasos sanguíneos, favoreciendo así el sangrado
  • Problemas de coagulación: Todo factor que interfiera de alguna manera en el normal proceso de coagulación de la sangre, puede causar el sangrado. Por ejemplo, el consumo de medicamentos como la aspirina o enfermedades como la hemofilia
  • Crecimiento anormal de los tejidos internos de la nariz (pólipos)
  • Enfermedades crónicas

¿Qué hacer cuando le sangra la nariz al niño?

  • Colocar la cabeza del niño hacia delante y si es lo suficientemente grande como para sonar su nariz, pedirle que lo haga
  • Presionar las fosas nasales blandas con los dedos índice y pulgar durante, aproximadamente, 10 minutos

¿Qué no hacer cuando le sangra la nariz al niño?

  • No colocar hielo en la nuca del niño, envolver un poco en un trapo y colocarlo directo en la nariz
  • No acostar al niño ni tirar su cabeza para atrás
  • No colocar algodón ni gasas en la nariz para detener la hemorragia
  • No dejar que el niño trague la sangre

¿Cuándo es necesario consultar al médico?

  • Si la hemorragia es muy abundante y no cesa
  • El niño está pálido, sudoroso o pierde el conocimiento
  • Si la hemorragia nasal se repite durante varios días sin causa aparente, es necesario consultar con pediatra, el que evaluará la situación y de ser necesario dará pase a otorrino para que cauterice alguna venita débil o rota

Prevención

En los casos en que el sangrado se produce como consecuencia del clima seco y caluroso, el uso de gotas salinas para la nariz y vaporizadores, pueden ayudar para mantener el nivel de humedad en el ambiente y evitar que las mucosas se resequen.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.