Adolescente

La adolescencia es una etapa muy difícil en la vida de los hijos y de los padres. Tener un adolescente en casa puede ser todo un desafío y tratar de entenderse y comunicarse con él un reto casi imposible. En este período los hijos se vuelven muy huraños, celosos de su intimidad, callados y comparten muy poco con su núcleo familiar. Pero es tarea de los padres buscar las estrategias para llegar a ellos y estar muy atentos a todo tipo de conductas que pudieran indicar algún peligro.

Entre algunas de las señales que podrían indicar el uso de drogas están:

1

Nuevas amistades

Es bastante común que los adolescentes tengan todo el tiempo nuevos amigos y eso es bastante normal. Pero el llamado de atención debe venir cuando un nuevo círculo de amistades suplanta totalmente al antiguo. Es decir no cuando los amigos se mezclan, sino cuando unos son dejados de lado y aparecen otros que parecen más grandes, más desprejuiciados, a cuyas familias se desconoce. Y cada vez que se le pregunta al hijo adolescente acerca de estos nuevos amigos cambia de tema, rehúsa contestar, se escapa, etc. Además si a esto se suman otro tipo de cambios repentinos como la forma de vestir, el gusto por determinado tipo de música diferente, etc.

2

Encuentras pastillas o notas la desaparición de fármacos del botiquín

Según la Dirección de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental de Estados Unidos, 3.1 millones de personas de entre 12 y 25 años de edad han utilizado medicamentos para la tos al menos una vez en su vida para alterar su estado. También medicamentos que contienen dextrometorfano. Es importante que los padres estén alertas y no descuiden el acceso de los jóvenes a este tipo de fármacos.

3

Cambios de comportamiento

Se muestra hostil, retraído, deprimido, violento, con bruscos cambios de temperamento y descuidado en su aspecto personal

4

Deterioro en las relaciones de amistad y familia

Las discusiones y el alejamiento de los amigos habituales y de los familiares puede ser un síntoma de abuso de sustancias. Ya que comienzan a sólo entenderse con quienes comparten su adicción y a alejarse del resto.

5

Cambios en los hábitos de sueño y alimentación

El insomnio puede ser un indicio de consumo de cocaína y el sueño a horas poco habituales, puede indicar el uso de marihuana. Lo mismo que la pérdida de apetito síntoma de cocaína y el apetito voraz especialmente por el dulce, de marihuana.

6

Tos crónica y fatiga

Y también cansancio excesivo al realizar actividades cotidianas. Pueden ser indicios de uso de marihuana.

7

Ojos rojos e irritados con frecuencia

También es un indicador de uso de marihuana, aunque se deben descartar posibles problemas alérgicos en los ojos.

8

Hiperactividad anormal

La hiperactividad anormal es un signo de uso de cocaína.

9

Bajo rendimiento y desinterés por actividades que antes despertaban el interés

El bajo rendimiento escolar y la falta de interés por deportes u otro tipo de actividades que antes despertaban su interés puede ser una señal de alerta.

Puntaje: 
Promedio: 3 (1 voto)