Envío de mensajes o fotografías con contenido sexual explicito por algún medio electrónico

El sexting

Desde que han proliferado las nuevas tecnologías y el uso de Internet se ha extendido, los peligros a los que están expuestos niños y adolescentes sin necesidad de moverse de su hogar han aumentado considerablemente.

Uno de los peligros es el denominado sexting: El envío de mensajes o fotografías con contenido sexual explicito por un medio electrónico.

Relación entre el sexting y el precoz inicio sexual de los adolescentes

El envío de imágenes eróticas está cada vez más de moda entre los adolescentes. Según un estudio publicado en la edición online de la revista Achives of Pediatrics & Adolescent Medicine, el 28% de los adolescentes norteamericanos ha mostrado su cuerpo desnudo por algún medio virtual.

Este hecho se asocia además según los expertos, con una iniciación sexual más precoz. Según datos de un estudio realizado por investigadores de la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles y publicado en la revista Pediatrics, el 75% de los estudiantes participantes del mismo que dijo tener un teléfono móvil, admitió haber mandado algún mensaje o fotografía sexualmente explicita. Y más de la mitad asumió conocer al menos a un adolescente que practica sexting.

Además los adolescentes que practican el sexting no sólo están más expuestos a tener relaciones sexuales más temprano, sino también a hacerlo sin protección lo cual implica obviamente el riesgo de embarazo adolescente y contagio de enfermedades de transmisión sexual.

El sexting implica varios riesgos para los adolescentes más allá de la precoz iniciación sexual. Estos incluyen: Exposición sexual de los menores, facilidad de creación y distribución de material erótico con todo lo que ello implica una vez que el mismo está circulando en la red, riesgos legales a los que los menores pueden verse ligados por distribuir pornografía infantil.

El rol de los padres, educadores y responsables sanitarios

La sugerencia para los padres es que hablen con sus hijos acerca de los posibles riesgos del sexting y para ello primero se informen bien al respecto.

Para las escuelas, educadores y compañías de teléfonos móviles, que maximicen la utilización de recursos para explicar a los adolescentes los riesgos con que se asocia la practica el sexting.

Megan Moreno y Jennifer Whitechill, pediatras de las universidades de Wisconsin y de Washington señalan al respecto del rol del personal sanitario y los pediatras:

deberían considerar medidas educativas y esfuerzos preventivos dentro de los medios sociales, donde los adolescentes se acercan dispuestos a investigar temas como conductas sexuales.

Agregar comentario