Foto de Amalia Rossi

Masajes eróticos

Los masajes son un excelente recurso para que a la hora del amor la pareja pueda experimentar cosas diferentes y estar un poco más cerca y conectada. Todo masaje que se realice previa o durante la relación sexual puede considerarse erótico.
Masajes eróticos

Para tener en cuenta

Antes de comenzar el masaje hay algunas cuestiones a las que prestarles atención, para que todo sea perfecto.
En primer lugar, es conveniente que la cena previa sea liviana, si es afrodisiaca aún mejor.

El entorno es fundamental, la habitación donde se llevará a cabo el ritual del amor debe contar con buena temperatura, unos 23 grados Celsius o 73 grados Fahrenheit es ideal, ya que en un ambiente cálido la musculatura tiende a estar más relajada, ayudando al mayor disfrute del masaje. Además al estar los cuerpos desnudos, es conveniente tener buena temperatura.

  • Luces bajas, nada de interrupciones, teléfono y timbre de la puerta desconectados
  • La música es fundamental para crear el clima apropiado. Debe ser suave, relajada y sensual
  • El aroma ayuda mucho: incienso, aceites perfumados, azahares, son muy relajantes
  • Utilizar diferentes aceites para frotar la piel es muy estimulante para los sentidos
  • El lugar donde se harán los masajes debe ser muy cómodo: la cama, el suelo, la mesa, etc. Es conveniente usar almohadones mullidos, de telas suaves al tacto con la piel
  • Es conveniente liberarse de la ropa puesta, joyas, etc.
  • Las damas deben cortarse las uñas para evitar hacer daño a la pareja, y los caballeros deberán afeitarse ya que el contacto con la piel femenina puede causar algún tipo de reacción inesperada

Estamos listos para comenzar

Las 5 zonas más erógenas de la mujer

  1. Los pies
  2. Utilizando aceites o crema, se debe frotar con suavidad los pies, comenzando por los dedos, uno por uno y luego desplazarse hacia el talón. La suavidad no impide que se haga con cierta presión, con el fin de evitar producir cosquilleo. Un consejo, lamer los dedos es muy excitante para las damas.

  3. La parte de atrás de las rodillas
  4. El amante debe tomar una pierna por vez y besar pausadamente la parte trasera de la rodilla. Esta zona es muy sensible al roce suave, así que las caricias, besos y masajes deben ser casi sin tocar a la mujer.

  5. Las nalgas
  6. Se recomienda acariciar suavemente la parte interna y externa de las nalgas o muslos, con la yema de los dedos muy suavecito o también con los labios, sin morder, ya que la zona es muy suave. Es recomendable que el varón mantenga sus manos y labios alejados de la vulva, de ese modo el placer del juego previo se extenderá.

  7. La espalda
  8. Tumbar a la mujer de espaldas y desde la nuca hacia el inicio de los glúteos, utilizar las manos, la boca, todo vale para esta zona de la mujer que es muy erógena. La espalda recibe tanto la suavidad como un poco de presión más bien fuerte o mordisqueos.

  9. El cuello y las orejas
  10. La gran mayoría de la mujeres adora sentir el tacto en su cuello, ya sea con las manos o los labios, fuerte o suave, todo es recomendable para la zona del cuello que es altamente erógena, al igual que las orejas, mordisquear y apretar con presión el lóbulo de las orejas vuelve locas a las féminas.

Las 5 zonas más erógenas del hombre

  1. El cuello y el pecho
  2. Lo importante es que las manos y boca trabajen en estas zonas del hombre con mucho cuidado, ya que se pueden generar marcas que ellos detestan, la boca húmeda y/o las manos aceitadas generan gran placer en el varón.

  3. La espalda
  4. Los hombres también adoran un largo masaje en la espalda, no olvidar nunca la crema o el aceite para dar un masaje largo, que puede alternar la suavidad con una fuerte presión, lo cual excita pero también ayuda a relajar la tensión del día.

  5. Las nalgas
  6. Se suele pensar que esta es una zona de exclusiva excitación femenina, pero no lo es. Los hombres disfrutan mucho la estimulación en esta zona. Es recomendable hacer un masaje intenso en la zona perineal, la unión del escroto con el ano, es una zona plagada de terminaciones nerviosas y por lo tanto, una zona de gran placer.

  7. La punta del pene
  8. Es una zona muy sensible del hombre, se recomienda alternar suaves movimientos con la punta de los dedos y/o la lengua en esa zona y en la zona del perineo, ya que es muy excitante para el varón. Estas dos zonas son extremadamente sensibles de modo que es necesario tratarlas con gran suavidad.

  9. Los pies
  10. También los varones sienten gran sensibilidad en los pies, ya que están conectados con muchos nervios de todo el cuerpo, si bien los pies de una dama son más delicados, el varón también merece que sus pies reciban caricias y besos.

Su voto: Ninguno Promedio: 4.1 (7 votos)
2 comentarios

chemao

Foto de chemao

esta super, casi es como lo hago

Muy bueno que compartas tu comentario, a ver si otros se animan y comienzan a prácticar los masajes eróticos.
Muchas Gracias

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.