Foto de Patricia Carambula

Riesgos del sexo anal

Infecciones, dolor, lesiones…
Riesgos del sexo anal

El sexo anal es uno de los mayores tabúes en lo que a sexo se refiere e involucra muchos mitos. La religión lo considera sucio y antinatural, ya que no tiene como cometido la reproducción, sino el mero goce del sexo en sí mismo. Pero lo cierto es que más allá de preceptos morales o religiosos, hay muchas parejas que lo encuentran placentero y lo practican con total libertad.

Si bien el sexo anal es parte de las prácticas sexuales válidas dentro de una pareja, ya sea heterosexual u homosexual, siempre y cuando ambos miembros están de acuerdo y lo disfruten; también implica algunos riesgos y es preciso tomar algunas precauciones para que sea una práctica segura:

  • Para evitar infecciones, es fundamental que luego del sexo anal no haya penetración vaginal, ni sexo oral. Ya que en el ano hay bacterias peligrosas que si entran en contacto con la boca y la vagina. Lo ideal es antes de que el pene penetre la vagina o se realice el sexo oral se lave o sino se use un preservativo para prevenir cualquier tipo de riesgo
  • Utilizar algún tipo de lubricante íntimo para que la penetración sea más fácil y no haya dolor durante y después de la penetración. A diferencia de la vagina, el ano no segrega lubricantes naturales que faciliten la penetración. Por lo cual en el sexo anal es necesario el uso de lubricantes naturales para evitar lesiones y dolor. Ya que pueden producirse rasgaduras, lesiones en la cavidad anal y romperse delicadas membranas provocando hemorragias. Los mejores lubricantes son los elaborados a base de agua no de aceite
  • El sexo anal también constituye una fuente de contagio para las enfermedades de transmisión sexual y el contagio del VIH es más frecuente por esta vía que en el sexo vaginal. La mucosa del recto es más frágil y sensible a las infecciones virales y bacterianas, ya que absorbe sustancias con gran facilidad, lo que favorece el contagio de todos los tipos de hepatitis, el virus del papiloma humano, herpes, etc.
  • Lo ideal es la práctica del sexo anal con preservativo, pero si eso no pasa, es importante que exista una muy buena higiene posterior

El sexo anal puede incluir la estimulación oral, manual y la penetración y generalmente es muy deseado y disfrutado por los hombres. También las mujeres que lo han probado aseguran que es muy placentero. Lo importante es estar segura de querer probar y que la pareja sepa respetar los tiempos y lo haga cuidadosamente y siguiendo las precauciones mencionadas para evitar los riesgos ya citados.

Su voto: Ninguno Promedio: 2.7 (3 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.