La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, fue vista comprando en un Target de Virginia ayer sin ser reconocida por los asistentes.

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, fue vista comprando en un Target de Virginia ayer sin ser reconocida por los asistentes.

Michelle Obama, considerada un influyente ícono de la moda contemporánea, lucía de incognito haciendo compras en una de las tiendas por departamentos de Target en Virginia por unos 40 minutos, siendo reconocida solo por un fotógrafo de la agencia de noticias Associated Press (AP) y la cajera que la atendió.

La primera dama fue vista comprando en la tienda como cualquier visitante lo haría, luciendo lentes oscuros y una gorra de béisbol, acompañada de su seguridad quienes al parecer también lucían un estilo casual. Según lo informado, la esposa del presidente habría comprado alimentos y juguetes para Bo, el perro de la familia.

Al parecer Target sería uno de los puntos preferidos de la primera dama, quien en reiteradas oportunidades menciono su gusto por marcas como Gap, J. Crew y la misma Target, no solo por sus precios asequibles, sino también porque lucen bien.

De acuerdo con el programa matutino de entretenimiento Today Show, la presencia de la señora Obama en las tiendas minoristas sería un indicador del actual estado en que se encuentra la economía americana, así como del entendimiento de la realidad por parte de la Casa Blanca.

Michelle Obama ha sido considerada la primera dama más influyente en cuanto a moda se refiere después de la extinta Jackie Kennedy. La combinación equilibrada de high fashion con low fashion hacen de Michelle una de las mejores exponentes de del concepto power dressing.

Power dressing primero fue popularizado en los ochentas, y se refiere al esfuerzo por parte de quien se viste de presentar un sentido de dominio, confianza y profesionalismo a través de sus prendas y cuidado del cabello.

Agregar comentario