Prepararse para emprender un viaje con destino hacia algún país de Oriente implica, entre otras cosas, tener una actitud y una predisposición mental particular, ya que se pretende conocer una cultura bastante diferente a la occidental, en especial marcada por la religión islamista.

Dubai
Es importante imitar el modo de vestir de los lugareños

El turista debe tener en cuenta que conviene ser flexible y reforzar la confianza en sí mismo para conocer nuevas zonas de una forma segura y responsable, sin quedar indefenso ante actitudes sociales, culturales o religiosas que puedan ser discriminatorias. La premisa que sostiene que la probabilidad de éxito de cualquier viaje depende de la información recabada y de la preparación de todas sus etapas es completamente acertada.

Si conocemos, entre otras cosas, la manera de vestir de la gente del lugar o cómo debemos interactuar con ellos, más fructífera será nuestra aventura. Se trata, en definitiva, de respetar las costumbres de cada región.

Cada país tiene sus propias tradiciones, a las que uno tendrá que adaptarse si quiere hacer más agradable su aventura. Hay que evitar en todo momento llamar la atención. Es importante imitar el modo de vestir de los lugareños, pero no hay que olvidar que también puede ser una buena prevención actuar como ellos.

Por ejemplo, en la India los hombres no acostumbran a dar la mano a las mujeres, el viajero debe familiarizarse con la forma en la que colocan las palmas de las manos juntas para saludar. De entre todas las recomendaciones para viajar por Oriente Medio, conviene recordar que no hay que usar la mano izquierda, que se deben evitar las muestras de afecto en público, quitarse los zapatos antes de entrar en un lugar y saludar estrechando la mano a todo el mundo aunque se trate de un desconocido.

En cualquier caso, también es posible que algunos musulmanes prefieran saludar tocándose el corazón o, si están en presencia de otras mujeres, que esperen a que lo hagas tú primero. Por otra parte, cuando realices un recorrido que abarque varios países, asegúrate de informarte bien y solicitar con bastante antelación los visados, sobre todo si has estado antes en Israel, ya que algunos países no te permitirán la entrada.

Ten presente también que en muchas regiones exigen que las mujeres que viajan solas contraten un guía, por lo que quizás convenga contratar un tour organizado desde la ciudad de partida. Aunque pueda parecer que las mujeres están más desprotegidas en los países de Oriente Medio, lo cierto es que, al margen de los hostigamientos, los delitos sexuales graves son infrecuentes porque que las penas son muy severas.

Si deseas conocer el mundo árabe de forma relajada quizás Dubai, la llamada Venecia del Golfo y ciudad más poblada de los Emiratos Árabes, sea el lugar más apropiado. En ella encontrarás más tolerancia que en otros países. Te sorprenderá la amalgama de gente de muy diversa procedencia: Europeos, asiáticos e iraníes; así como la inexistencia de altercados o desordenes públicos relevantes. Un mundo completamente opuesto al de ciudades como Bagdad o Beirut.

Oriente Medio se ha convertido en un nuevo referente del turismo mundial, y como tal, la calidad de sus establecimientos hoteleros está fuera de duda. La oferta de alojamiento en exquisitas ciudades como Dubai en los Emiratos Árabes o Damasco y países como Bahréin o Kuwait es abundante y satisface la exigencia de su huésped. Algunos de los más hoteles más lujosos son el Yasmeen d'Alep, Grosvenor House West Marina Beach by Le Meridien o el Al Manzil Hotel. La seguridad que garantizan estos establecimientos de alto confort es total: Vigilan el equipaje y disponen de caja fuerte de altas prestaciones para preservar la documentación personal. Ahora bien, si se emprende destino hacia Oriente pero el bolsillo sólo permite hospedarse en alojamientos de menor presupuesto lo recomendable es hacerlo en un edificio bien construido y bien conservado, con tela metálica en puertas y ventanas. Si no se dispone de esta protección deben cerrarse las puertas y ventanas durante la noche. Su fin es evitar el contagio de enfermedades a través de la picadura del mosquito anopheles.

Otras reglas de oro de obligado cumplimiento al viajar allí: Acercarse a viajeros que hayan vivido experiencias similares o afines. Aportarán buenos consejos y transmitirán confianza. Si se visitan países islámicos, hay que tener en cuenta que el viernes no es el mejor día para hacer gestiones. Algunos comercios cierran todo el día y otros cesan su actividad durante un largo intervalo. En materia de higiene y salud no se debe obviar el lavado de manos tanto se como pueda: Antes de las comidas, al levantarse, antes de cocinar, después de ir al baño y antes de acostarse.

Agregar comentario