Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/bllt7234/public_html/sites/all/themes/sbn/templates/node--article.tpl.php on line 192

Las reuniones de Navidad son un clásico, la familia y amigos juntos celebrando y pasando un buen momento. Pero puede ocurrir que los anfitriones se esmeren para no descuidar ningún detalle de la recepción y los invitados no estén a la altura de las circunstancias. Para evitar malos momentos y desencuentros, en Bellezas Latinas dejamos una guía con algunas reglas básicas y sencillas para ser un buen invitado a la cena navideña
.

  1. Ser puntual

    Esta regla es básica para la asistencia a cualquier tipo de evento, desde uno formal hasta uno no tanto. Siempre es importante tener empatía con el otro y pensar que si fuera uno el que invitara, no le gustaría que sus invitados llegaran tarde o demasiado temprano.

  2. Llevar algo de comer
    Si la organización de la cena navideña implica que cada invitado lleve algo para compartir, es importante asegurarse de que la comida esté bien cocida, preparada, presentada, en una bonita fuente, así como cerciorarse que estén los implementos necesarios para servir.
  3. Llevar algún regalo a los anfitriones
    Es un buen detalle llegar a la casa a la que te invitaron con algún presente como una botella de vino, unas flores, una planta o algo para el arbolito.
  4. Mostrarse abierto a la conversación con todos los presentes
    Puede pasar que en una reunión numerosa existan personas que quizás no se conozca o con las que no se tenga tanta confianza (por ejemplo, la suegra de tu primo, el cuñado de tu hermana, etc.). Sin embargo, esto no implica no poder conversar con ellas. Por el contrario, se puede aprovechar el evento navideño para conocer mejor a dichas personas, no aislándose o limitándose solo a charlas con aquellos más cercanos. Explorar nuevas amistades y/o encontrar afinidad o gustos comunes con personas nuevas e interesantes es siempre una buena actitud.
  5. Adaptarse a todo
    Esta regla es fundamental cuando se llega de invitado a la casa de alguien que se ha esmerado para recibirnos. No complicarse con listas de alimentos que los niños, tu pareja o tú no pueden comer o no les guste. Adaptarse, buscar alternativas y soluciones que no impliquen complicaciones ni disgustos para los anfitriones es fundamental.
  6. Esperar para empezar a comer
    Comenzar a comer recién cuando lo hagan los anfitriones de la fiesta.
  7. Beber con moderación
    No excederse en las bebidas alcohólicas a fin de evitar el drama, los papelones y las peleas.
  8. Mostrarse amable y positivo
    Cuando se llega como invitado a algún lugar, queda muy mal mostrarse molesto, irritado o decir cosas negativas que puedan resultar ofensivas para los presentes o los anfitriones.
  9. Evitar las discusiones
    En las fiestas donde haya mucha gente, se consume alcohol y el ambiente es de verborragia. Suele ocurrir que se generen discusiones por temas tontos que pueden terminar en grandes peleas. Para evitarlo, lo recomendable es no tratar temas polémicos como religión, política, ideología o hacer preguntas o afirmaciones que puedan herir los sentimientos de los demás. Existen además algunas estrategias para evitar las discusiones que son bastante eficaces.
  10. Ayudar a recoger la mesa y ofrecerse a lavar la vajilla
    Una vez finalizada la cena y cuando los anfitriones comienzan a levantar la mesa, un buen gesto es colaborar y ofrecerse para limpiar la cocina.
Puntaje: 
Sin votos aún