(Andina) - Las mujeres embarazadas que sufren de obesidad corren el riesgo de contraer diversas enfermedades como la diabetes, preclampsia o eclampsia, que podrían poner en riesgo la vida de su futuro bebé y de ellas mismas, aseguró la especialista del Servicio de Nutrición y dietética del Hospital Nacional Madre Niño San Bartolomé de Lima, Perú, Daniela Armas Aranda.

Informó que la preclampsia y diabetes son las complicaciones más comunes y peligrosas durante la gestación, ya que en casos severos pone en peligro la vida del feto y de la madre, al tener que inducirse a través de una cesárea al parto prematuro y con bajo peso del neonato. En el caso de la eclampsia, esta puede ocasionar convulsiones en la madre y desencadenar en su muerte y la del feto.

Cuando las mujeres deciden ser madres es necesario que entiendan la gran responsabilidad que esto implica y que de los cuidados que tomen antes y durante la gestación dependerá que sus bebés nazcan sanos y fuertes, dijo.

La nutricionista recomendó a las futuras mamás prepararse tres meses antes de empezar a gestar, en caso el embarazo sea planificado, llevando una dieta sana en base a proteínas, carbohidratos, lípidos y micronutrientes como hierro y ácido fólico que pueden encontrarse en las carnes en general, verduras verdes, vísceras como hígado, sangrecita y bofe.

Armas Aranda agregó que los cuidados deben continuar durante los meses siguientes después del inicio de la gestación y resaltó la importancia que se realicen como mínimo cuatro controles nutricionales.

Recomendaciones

La especialista indicó que las gestantes deben consumir tres veces por semana alimentos ricos en hierro y calcio como leche, yogurt y queso, así como ácidos grasos que provienen del pescado, palta, maní, aceite de sacha inchi, pecanas y nueces.

Anotó que es necesario perder peso antes de quedar embarazada, siempre bajo el asesoramiento de un especialista y si se trata de mujeres que sufren de obesidad mórbida es necesario que se siga un tratamiento especializado.

Asimismo, recomendó a las gestantes que nunca busquen perder peso durante la etapa del embarazo porque ello provocaría que su bebé no obtenga las calorías y nutrientes suficientes para crecer y desarrollarse apropiadamente.

Aconsejó finalmente, que las mujeres gestantes no abandonen el ejercicio realizando algunos minutos de caminata.

Agregar comentario