Cabello grueso

Una cabellera larga, abundante y de cabello grueso y fuerte puede ser la envidia de muchas. Sin embargo, mantener este tipo de melena hidratada y hermosa no es tan fácil. Para lograrlo se deben tener en cuenta los siguientes tips:

1

Evitar los productos que contengan sulfatos

Uno de los principales problemas del cabello grueso es la resequedad y la mayoría de los champús para el pelo contienen químicos que lo resecan y quitan humectación, ya que no sólo eliminan la suciedad sino también sus aceites naturales. Para evitarlo hay que buscar champús y acondicionadores que no contengan sustancias como lauril sulfato de sodio (LSL) y lauril éter sulfato sódico (SLES). Es decir los que no contengan sal.

2

Evitar los productos con silicona

Las siliconas son un aliado para el cabello ya que forman una capa plástica que envuelve el cabello haciéndolo lucir con brillo y liso. Sin embargo, la acumulación de este producto deja el cabello opaco y pesado. Para evitarlo hay que usar champús y acondicionadores que no contengan dimeticona, fenil trimeticona, dimeticonol, amodimeticona, ni cidometicona. Los mejores son los que contienen siliconas hidrosolubles como ser dimeticona copoliol y PEG dimeticona.

3

Recurrir al co-wash

Cuando el cabello está muy reseco como consecuencia de la plancha, el secador, los tintes y demás y dar un respiro además de las agresiones del champú, una opción es recurri al co-wash. ¿Qué es el co-wash? Se trata de productos que permiten lavar el cabello sin el uso de champú. Contienen una cantidad pequeña de sulfatantes (las sustancias encargadas de limpiar y hacer espuma que contiene el champú) que no resecan el cabello. Estos productos pueden alternarse con el uso del champú habitual para mejorar el aspecto del cabello.

4

Shock de hidratación natural

Para hidratar profundamente el cabello nada mejor que recurrir a los natural. Para ello, realizar una mascarilla casera en base a aguacate y aceite de oliva, mezclando ambos ingredientes en licuadora, y dejando actuar durante un par de horas. Posteriormente lavar como de costumbre.

5

Usar cremas para peinar

Utiliza cremas para peinar que no contengan hidróxido de sodio, ni siliconas, pero que sí contengan proteínas e hidratantes.

6

Sellar la humedad del cabello con aceites naturales

Para mantener hidratado el cabello y sellar la humedad, aplicar unas gotas de aceite de almendras luego del lavado para conservar la humectación que aporta el acondicionador.

Puntaje: 
Sin votos aún