Foto de Patricia Carambula

Desarrollo de un embarazo de 29 semanas

Los movimientos del bebé dentro de tu panza, podrían llegar a despertarte durante la noche
Embarazo de 29 semanas
flickr.com

La edad gestacional del feto en un embarazo de 29 semanas, es de 27 semanas. El feto se mueve para todos lados dentro del útero, se pone de cabeza y cambia constantemente de posición.

Tamaño del bebé

Su tamaño es de, aproximadamente, 39 centímetros.

Analogía del bebé con algo

A las 29 semanas de embarazo, el tamaño del feto es similar al de una calabaza chica.

Peso del bebé

Su peso es, aproximadamente unos 1.153 gramos.

Tamaño de la panza, altura uterina

La altura uterina, aproximada, en la semana 29 está entre 27 y 29 centímetros.

Estudios aconsejados para esta altura del embarazo

Con el tercer trimestre del embarazo, hay que repetir los análisis de sangre y orina de rutina.

También el médico podrá solicitar la realización de la ecografía trimestral.

Síntomas en la embarazada

Ya estamos en el tercer trimestre del embarazo y las consultas al ginecólogo ahora aumentan su frecuencia, serán cada 15 días.

Los malestares se hacen cada vez mayores y eso es inevitable, el único consuelo es que falta menos para el parto y con él desaparecerán todos los males.

Los calambres en las piernas, los dolores de espalda y cadera, las hemorroides, la acidez e indigestión son clásicos de estas semanas.

Lo más aconsejable es comer saludablemente para evitar los malestares de estómago, hacer una dieta rica en fibras, evitar los picantes y las comidas que puedan causar irritación, para minimizar las molestias de las hemorroides.

Es normal que durante estas semanas los movimientos y pataditas del bebé te generen dolor, te despierten de noche, o te dejen por momentos sin respiración. Es fundamental que controles estos movimientos, lo habitual es, aproximadamente, 10 movimientos fetales por hora. Si sientes que el bebé no se mueve o se mueve menos, no dudes en consultar de inmediato al médico.

El desarrollo físico del bebé a las 29 semanas del embarazo

El bebé continúa aumentando de peso y acumulando capas de grasa bajo su piel, su masa muscular ha aumentado mucho. Sus huesos están completamente desarrollados pero aún son flexibles y elásticos. Su cerebro controla un tipo de respiración muy primitiva.

El bebé en esta semana, comienza la acumulación de hierro, calcio y fósforo.
La hormona prolactina del cuerpo de la madre es estimulada por las hormonas (andrógeno y estrógeno) del bebé y por ello comienza a producir calostro (el primer alimento del bebé luego de nacer).

Los movimientos del feto dentro del útero son muy enérgicos. Se da vuelta para un lado y para otro. Se pone de cabeza y en esas idas y vueltas, sus patadas harán notar su inquietud a la mamá.

Complicaciones frecuentes en la semana 29 del embarazo

Los problemas en la vista, debido a los cambios hormonales y de circulación sanguínea son una de las complicaciones que pueden aparecer por estos días. Pequeños defectos en la visión que antes no se hacían notar, ahora son evidentes.

Las infecciones urinarias son otro de los problemas que pude presentarse y pueden originarse en una infección bucal. Es conveniente tratarlas a tiempo, ya que pueden desencadenar un parto prematuro.

Las infecciones bucodentales y la gingivitis del embarazo, son complicaciones que podrían aparecer estas semanas y que pueden traer problemas mayores sino se tratan correctamente y a tiempo.

Las hemorroides y las varices (trastornos circulatorios periféricos) son algunos inconvenientes muy molestos. Que si bien no revisten gravedad, generan mucha incomodidad a la embarazada y es básico tratarlos cuanto antes.

Aspectos psicológicos de la madre y su entorno

En este último tramo del embarazo, si bien la ansiedad por el parto, por conocer al bebé es inevitable; es importante darse tiempo para disfrutar de estos últimos meses antes de la maternidad. Un hecho que va a cambiar por completo la vida de la madre, el padre y de la familia en general.

Por ello, es bueno descansar bastante. Realizar actividades gratificantes, organizar todo para el futuro bebé con mucha tranquilidad y felicidad.

Este es un período de sentimientos encontrados: Ansiedad por el parto, deseos de que llegue ese momento y miedo, a su vez, de la llegada del mismo.

El apoyo en la pareja, amigos y familia es fundamental. No dudes en solicitar ayuda y expresar tus emociones. No contengas tus angustias, recuerda que todo ello afecta a tu bebé.

Su voto: Ninguno Promedio: 3.5 (6 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.