Foto de Patricia Carambula

Aborto inducido

Un importante problema sanitario a nivel mundial, que causa anualmente muchísimas muertes al ser realizado clandestina e inseguramente
Aborto - Causas y complicaciones
Foto cortesía de culture-war

Se denomina aborto inducido a la interrupción programada e intencional del embarazo antes de las 20 semanas de gestación.

Es un tema que genera muchísima controversia, ya que involucra factores religiosos, morales, éticos, legales, etc. Cada país tiene su propia legislación al respecto, en algunos es legal en otros sólo bajo algunas circunstancias (en caso de violación, malformaciones genéticas, etc.), pero igualmente se practican un gran número de abortos clandestinos y en condiciones sanitarias pésimas.

Algunas de las causas más frecuentes que llevan a una mujer a tomar la decisión de abortar:

  • Falla del método de anticoncepción: Si bien hay actualmente métodos excelentes y muy efectivos, ninguno es 100% seguro
  • Violación: En caso de violación o abuso sexual es muy común que la mujer rechace a ese hijo fruto de una relación que ella no consintió y decida abortar
  • Edad: Cuando la mujer aún es demasiado joven, en algunos casos adolescente e incluso niña, y no está en condiciones psicológicas ni económicas para hacerse cargo de un bebé, dado que no es adulta y responsable de sí misma
  • Tener muchos hijos: Hay casos en los que las mujeres quedan embarazadas porque falló el método de prevención, pero en realidad no buscaban un embarazo dado que ya tienen un gran número de hijos y no desean tener más
  • Bebés con malformaciones congénitas: Actualmente tanto las ecografías o diversos estudios arrojan información muy precisa acerca del estado del bebé y cuando a través de ellos se informa a los padres de anomalías de nacimiento, muchas veces estos optan por un aborto
  • Situación económica: Los problemas económicos son una causa muy común por la que las mujeres y/o las parejas deciden abortar, dado que no tienen recursos para mantener un bebé
  • Problemas de salud de la madre: En los casos en que la salud física de la mujer corre riesgo con un embarazo o en los que padece problemas de salud mental que la inhabilitan para desempeñarse como madre

Tipos de aborto inducido:

  • Succión: Por medio de un tubo aspirador hueco que es introducido en el útero, se succiona el feto y la placenta. Luego se eliminan los restos que queden por medio de una pinza. Aproximadamente el 95% de los abortos realizados en los países del primer mundo se realizan con esta técnica
  • Por envenenamiento salino: Mediante un procedimiento se extrae el líquido amniótico del útero y en su lugar se inyecta una solución salina que al ser ingerida por el feto produce su muerte en un máximo de 12 horas. Al rato la madre comienza con una especie de trabajo de parto y elimina el feto muerto. Este método es utilizado luego de las 16 semanas de gestación
  • Por dilatación o Curetaje: Este método es utilizado a partir del tercer trimestre, cuando el feto ya es muy grande para la succión. A través de la dilatación y el raspado, se van realizando cortes para hacer más fácil la extracción, luego se eliminan los restos con fórceps. No es un método recomendable según la OMS, por ser extremadamente riesgoso
  • Pastilla RU – 486: Es efectivo solamente durante la primera y tercera semana luego de la ausencia del período menstrual. Impide el desarrollo del embrión, al privarlo de la progesterona, una hormona imprescindible para su desarrollo
  • Prostaglandinas: Es un fármaco que produce el aborto en cualquier período del embarazo. Generalmente se utiliza a mitad del embarazo o al término del mismo. Algunas veces se utiliza combinado con la pastilla RU-486 y es sumamente riesgoso para la salud materna

Abortos inseguros

Los abortos que se realizan en condiciones sanitarias inaceptables, pueden tener graves consecuencias para la salud de la mujer como: Hemorragias, infecciones, daños en el útero que pueden llegar a provocar infertilidad y en casos extremos, la muerte.

Utilizar otras técnicas abortivas caseras como introducir sustancias o raíces en la vagina, implantar objetos en el útero, etc. son sumamente riesgosos para la vida y la salud de esa mujer.

La mujer deberá acudir de inmediato al médico si tras la realización de un aborto tiene hemorragias, fiebre o fuertes dolores en la zona abdominal.

Antes de realizarse un aborto, ya sea legal o ilegal, pero sobre todo si es en estas últimas circunstancias, toda mujer debe averiguar muy bien el tipo de lugar donde se lo va a hacer, si es una clínica que utiliza técnicas seguras de higiene, si quien lo realiza es un profesional, cuál es el método utilizado, ya que de ello puede depender el éxito del mismo, su salud y hasta su vida.

Algunas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con respecto al aborto a nivel mundial:

  • Se estima que anualmente en el mundo se realizan, aproximadamente, 20 millones de abortos en condiciones inseguras, 4 millones de los cuales se hacen en Latinoamérica
  • Se estima que los abortos realizados en condiciones poco seguras son la principal causa de las 600.000 muertes maternas que anualmente se producen en el mundo
  • El 38% de los embarazos que ocurren anualmente en el mundo no son planificados y un 22% culmina con la interrupción del mismo a través de un aborto

Conclusión

Más allá de consideraciones éticas, filosóficas, religiosas y morales, es fundamental que cada país legisle y controle los abortos clandestinos que se realizan, ya que son la causa de muchísimas muertes en el mundo, particularmente la de las mujeres más pobres, de los sectores más vulnerables de la población, que no pueden pagar un aborto en condiciones sanitarias que garanticen su seguridad.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.