Ejercicios en el embarazo
¿Que ejercicios se pueden practicar durante el embarazo?

Practicar ejercicios en el embarazo es bueno. Aunque algunas mujeres no podrán hacerlo en caso de poseer cuello uterino incompetente, por ejemplo; en la mayoría de los casos resulta beneficioso. Ayuda a combatir el insomnio de la madre, mejora la microcirculación de ambos y fortifica los músculos para el momento del parto

Es conocido que realizar una actividad física moderada durante el embarazo conlleva a beneficios incalculables tanto para la madre como para el desarrollo de nuestro bebé, y es que mejora en gran manera el estado y su sistema cardiovascular, logrando así que la circulación sanguínea sea mucho mejor de lo que sería.

De acuerdo a la opinión de los expertos si el médico de cabecera aprueba la realización de una actividad física para la mujer embarazada, ésta debe realizarlo sin ningún tipo de temor y resquemor, pues sólo ir en su beneficio y el de su hijo.

Ante la pregunta clásica de cuánto deporte o ejercicios de de realizar la mujer durante su embarazo, habrá que estar atentos a la actividad, su exigencia y al período que esté atravesando la futura madre en su proyección a dar a luz, pues se ha recomendado que ejercicios de resistencia son particularmente beneficiosos en ciertas etapas del embarazo y no precisamente aquellos de gran impacto o competitivos, lo que nos entrega una señal clara en relación a lo que deberemos hacer en esta etapa como padres y madres.

Algunas de las actividades recomendadas son:

  • El senderismo
  • Caminata
  • El baile
  • El ciclismo
  • La natación con agua que esté a una temperatura de más de 20 °C
  • El yoga
  • Los aeróbicos acuáticos

De entre todas las alternativas recién mencionadas, ciertamente una de las más requeridas por las mujeres embarazadas es de se desarrolla en el agua, pues resulta sumamente placentero y sencillo el hacer cualquier tipo de ejercicio en ella por el hecho de no tener peso y apoyar el cuidado de las articulaciones que de una u otra forma se resienten al aumentar de peso corporal en el embarazo.

Aún así cualquier tipo de actividad física que implique saltos o movimientos bruscos son menos recomendados para una mujer embarazada, razón por la cual deberá tener cautela en la realización de cualquiera de estas actividades y también con las que tengan relación con un desempeño algo exigente de la actividad física de la madre, por ejemplo el tenis o el squash.

Se ha recomendado que cualquier tipo de actividad física se asocie a cualquier parte del cuerpo menos el abdomen, pues la madre debe tener especial cuidado con el trabajo que realice en esa área su cuerpo. La utilización de brazos y piernas se vuelve esencial en la actividad física que se realizará durante este proceso maravilloso que es la concepción y posteriormente el embarazo como tal.

Con todo, una actividad entretenida sería practicar buceo, pues muchos han señalado que existen problemas serios a la hora de llevar a cabo este deporte, pero la verdad es que si no se exige demasiado no hay ningún problema.

En los grupos de apoyo para embarazadas provistos por las sociedades médicas se suelen realizar clases donde son profesionales quienes enseñan a la pareja ejercicios útiles para mantenerse en buena condición física. Por ejemplo, los ejercicios que ayudan a calmar el dolor de cadera que sufren las mujeres embarazadas. Dos de los más comunes son:

  • Sentarse y flexionar las rodillas para juntar las plantas de los pies. Luego presionar ligeramente las rodillas hacia abajo
  • Parada con la espalda contra la pared, cruzar las piernas y "hacer fuerza" hacia atrás, esto ayuda a la apertura de caderas

Agregar comentario