Fiesta-en la oficina

Se acerca fin de año y con él la fiesta de despedida de año de la oficina. Es sin dudas un evento muy importante para divertirse y compartir junto a todos los compañeros de trabajo y jefes un momento agradable fuera del contracturado ámbito laboral.

Lo que sí debes hacer:

1

Asistir

No se puede dejar de ir, no se puede faltar por ningún concepto. Es una oportunidad única para conversar con compañeros con los que no se tiene mucha confianza, con jefes, altos mandos, etc. es ideal para que tu red de contactos se amplíe.

2

Elegir el atuendo adecuado

Si bien es una fiesta fuera del ámbito laboral, no está muy bien visto el asistir con atuendos demasiado provocativos, es decir escotes muy insinuantes, faldas extremadamente cortas, etc. Sí está bien llevar una vestimenta informal, es decir que no tenga ninguna similitud con la que se asiste a diario a la oficina.

3

Disfrutar al máximo de la fiesta

En este tipo de eventos las empresas invierten mucho dinero para que sus empleados la pasen bien y se diviertan. Así que aprovecha y disfruta; no queda nada bien que todos te vean con mala cara sentada en algún rincón.

4

Acepta las reglas

En algunas fiestas de fin de año de oficina se invita también a las parejas, pero en otras no. Es importante saber de antemano cuáles son las reglas y aceptarlas. Si no se permiten acompañantes, no queda bien llegar con alguien.

5

Ser amable, alegre y positiva

No es momento para lamentaciones, quejas ni críticas a otros. Es un momento para disfrutar y pasar bien. El ponerse a contar los problemas a los demás o chismear y hablar más de los otros no se ve nada bien.

Lo que no debes hacer:

1

No beber en exceso

Si bien es un día para beber, comer y está permitido tomar alcohol, no hacerlo en exceso. Esto puede llevar a que se pierda un poco el control y se digan o hagan cosas de las que después una se pueda arrepentir. Hay que recordar que el alcohol desinhibe y provoca alteraciones en el juicio, que pueden llevar a cosas que en estado de sobriedad jamás se harían o dirían.

2

No tomarla como una oportunidad para conseguir pareja

La fiesta de la oficina no es el mejor lugar para buscar pareja o al menos para concretarla frente a todos los demás compañeros y superiores. En caso que exista alguna atracción con un compañero de trabajo, dejar la concreción para otro ámbito.

3

No comer como si fuera el último día

En este tipo de fiestas abunda la comida, pero no queda bien ante los demás comer como desesperada. Para evitar llegar al evento con mucho apetito, una buena opción es tomar algún refrigerio antes.

4

No hablar de trabajo

Esto está absolutamente prohibido. No es el momento para abordar a las autoridades con planteos como aumentos de sueldo, presumir logros profesionales y mucho menos marcar errores de compañeros.

Puntaje: 
Sin votos aún