Formas geométricas
Formas geométricas

Desde su nacimiento, los sentidos del niño están alerta para transmitir percepciones al cerebro y activar los mecanismos de memoria y análisis. A través del juego es como el niño aprende y experimenta el mundo que lo rodea.

En el recién nacido las experiencias recibidas permanecerá aisladas en su memoria, pero progresivamente, comenzarán a establecerse conexiones neuronales más complejas, que posibilitaran la elaboración de procesos mentales completos.

Los bebés usan sus cinco sentidos en este proceso. Tocar para comprobar formas y tamaños, oír para poder calcular distancias, ver para poder tocar y sujetar, chupar para percibir formas, etc.

En todo este camino los juguetes juegan un papel decisivo, ya que son un excelente vínculo para que el niño comience a conocer el mundo. Hay juguetes para cada etapa del niño, para estimular sus diferentes sentidos, para que desarrolle diversas habilidades, etc.

Juguetes para estimular la vista y el tacto

Aproximadamente a los 3 meses, el bebé utiliza la boca para explorar y descubrir el mundo que lo rodea, así a través de chupar y llevar a su boca todo lo que encuentra, obtiene información muy valiosa para él.

A través de sus papilas gustativas no sólo saborea, sino percibe formas, texturas, temperaturas, etc.

Es importante que los padres permitan y estimulen el que el bebé lleve sus juguetes a la boca, teniendo, obviamente, en cuenta las medidas básicas de seguridad: Que se trate de juguetes adecuados para esa edad por su tamaño y características (sin bordes o partes peligrosas) y que sean atóxicos.

Lo primero que logra distinguir el bebé, son las diferentes formas básicas: Cuadrado, esfera, triangulo.

Para corroborar cómo el bebé distingue las distintas formas, una buena prueba es ofrecerle a un bebé de 2 o 3 meses un objeto de forma cuadrada y dejar que lo explore. Observarlo atentamente y cronometrar el tiempo que toma en perder el interés y en soltarlo. A los 30 minutos, aproximadamente, volver a darle nuevamente el mismo objeto y contar cuánto tiempo demora en dejarlo. Seguro lo hará con mucha más rapidez, puesto que ya reconoce la forma.

Durante sus primeros dos meses de vida, el bebé sólo percibe borrones y ve en blanco y negro. Pero a los 2 meses ya comienza a distinguir los colores rojo y amarillo. Y a los 3 meses ya comienza a registrar y diferenciar los colores azul y verde. Por ello, los juguetes durante estos primeros meses deben tener estos colores básicos y contrastantes.

Los juguetes que deben ofrecérsele al bebé en estas primeras etapas para estimular la vista y el tacto:

  • Formas geométricas
  • Móvil de cuna
  • Mordedores con textura
  • Peluches o muñecos de tela

Para seguir interiorizándose en los juegos que más enseñan y estimulan al niño durante su primer año de vida, leer la segunda parte de este artículo.

Puntaje: 
Sin votos aún