Foto de Patricia Carambula

Los hombres histéricos

No soy vos soy yo; nunca te prometí nada…
Los hombres histéricos

Los hombres histéricos se caracterizan por dar mucha mayor importancia al proceso de seducción que a la conquista en sí y una vez que logran su objetivo se ven ahogados y necesitan recobrar su libertad.

Este tipo de hombres suelen ser muy peligrosos para las mujeres que buscan una pareja, una relación de amor. Ya que en un comienzo parecen ser el hombre ideal: Están muy atentos a los detalles, regalan flores, llaman todo el tiempo

Algunas características para detectar a tiempo al histérico y huir de él:

  • Son muy buenos actores, mentirosos y seductores
  • Son simuladores que precisan de esas satisfacciones, conquistas para afianzarse como hombres
  • Nunca se comprometen afectivamente
  • Son vuelteros a la hora de concretar una cita
  • Frívolos, caprichosos, de humor cambiante
  • Son egocéntricos: Lo único importante es lo que les pasa a ellos
  • Suelen hablar de su chica o conquista con los demás, pero no soportan que ella haga lo mismo y menos aún que los titulen como “novios”
  • Sus relaciones anteriores las terminaron antes de que hubiera compromiso
  • No se rinden ante un no e insisten para conseguir el sí de una mujer
  • No se caracterizan por su insistencia para llevar a la mujer a la cama o por una gran potencia sexual, son mucho ruido y pocas nueces. Lo importante para ellos es exhibirse con mujeres hermosas, aparentar, enmascarar algo que no es
  • Pueden ser celosos de sus mujeres pero no soportan que ellas lo sean
  • Insatisfechos: Son unos eternos insatisfechos, nadie nunca llena sus expectativas
  • Evasores: Evaden constantemente las consecuencias de aquello que han generado, retirándose cuando la seducción, la provocación surte efecto
  • Al poco tiempo de relación, dejan de ser tan atentos, espacian las atenciones y finalmente escapan en busca de libertad e independencia

Los hombres histéricos son inestables, se acercan pero con una actitud ambigua, dejando siempre la puerta abierta para salir corriendo en caso de ser necesario cuando una relación se vuelve muy seria.

El cuerpo del hombre histérico es una especie de pantalla en la que se proyecta un mundo irreal: Un mundo que enmascara detrás de la necesidad de la mujer de estar con ese hombre, la inseguridad, necesidad de constante aprobación y aceptación.

En síntesis, estos hombres necesitan tratamiento psicológico porque no son más que unos eternos inconformistas e insatisfechos consigo mismos.

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.