Las mujeres siempre nos quejamos que los hombres son machistas, pero hemos pensado que muchas veces nosotras también los somos.

Comportamientos machistas que las mujeres deberíamos cambiar

El machismo es una actitud bastante negativa que es comúnmente adoptada por algunos hombres; sin embargo hay muchas mujeres que también lo son de cierta manera o ciertas ocasiones. Es por eso que hemos elaborado un listado con algunos comportamientos machistas que las mujeres deberíamos cambiar.

1Dejar que nos inviten todo

Es romántico que te inviten una cena romántica o al cine; pero nosotras también debemos hacer lo mismo. Las mujeres también trabajamos y podemos afrontar los gastos equitativamente.

2Juzgar a otras mujeres

Nos quejamos que los hombres critican a las mujeres por su manera de vestir, por su peso o su apariencia. Sin embargo muchas mujeres son más críticas que los propios hombres con las demás mujeres. Si no queremos que existan estereotipos de belleza, tampoco caigamos en ellos.

3Tildar de locas a las mujeres que buscan un compromiso

Quizás para nosotras nuestra prioridad es el desarrollo personal, la carrera y demás metas; pero no debemos tildar de locas a las que sueñan con una vida familiar, con hijos, con una casa y una mascota.

Cosas que probablemente no sabías sobre el feminismo y el machismo

4Esperar que nos abran la puerta

No se supone que no somos el sexo débil, por qué no podemos abrir la puerta nosotras misma, claro si lo podemos hacer.

5Excusarnos con el argumento “porque soy mujer”

Si peleamos tanto por la igualdad, porque debemos argumentar que somos mujeres antes cualquier situación. Si esperamos que nos traten igual que a los hombres, debemos creer realmente que somos iguales y no esperar un trato especial “porque somos mujeres”.

6Pensar que no podemos vivir sin él

Nuestra vida y futuro no puede depender de un hombre. Por mucho amor que exista, no puedes ser dependiente ni económica y ni sentimentalmente de un hombre.

7Pensar que estamos obligadas a atender a los hombres

Ya seas madre, hermana o esposa; nunca debemos pensar que estamos obligados a atender a los hombres, únicamente porque somos mujeres. Por más que amemos a nuestros hijos, hermanos o esposos; ellos también pueden hacer sus propias cosas.

Agregar comentario