La paranoia de la actriz británica, la llevó a desconfiar de su familia y amigos al ver como su vida privada era desnudada en la prensa, sin saber que era fuertemente espiada.

Sienna Miller

La actriz Sienna Miller se volvió paranoica ante el acoso y constante persecución de la prensa y las sorprendentes publicaciones de datos de su vida íntima, que la llevaron a sospechar de sus familiares y amigos más cercanos.

Recientemente Miller afirmó que había sido víctima de una red de espionaje y vigilancia por parte de un diario que escuchaba sus mensajes y revisaba su correo electrónico.

La actriz compareció ante la comisión investigadora de ética periodística en el Reino Unido, presidida por el juez Brian Leveson, donde afirmó sentirse violada por la permanente publicación de detalles de su vida privada en los medios de comunicación.

Esta comisión fue conformada con motivo del escándalo por las escuchas ilegales que los periodistas del actualmente desaparecido News of the World, hacían a distintas celebridades, para obtener información exclusiva de su vida íntima.

Miller reconoció que llegó a desconfiar y a culpar a su familia luego de que detalles de su intimad aparecieran en el mencionado medio.

En su declaración Sienna expreso que todo esto llegó a causarle grandes problemas, dado que la desconfianza la llevó a cambiar su número telefónico hasta 3 veces, al ver como detalles de su vida privada eran publicados y desnudados permanentemente en la prensa.

Miller aceptó indemnización del periódico News of the World

La actriz británica de 29 años, aceptó finalmente en un acuerdo extrajudicial una indemnización de, aproximadamente, 116.000 euros por parte del periódico News of the World, por haber violado su intimidad.

El periódico aceptó la intervención ilegal de las líneas telefónicas de Miller, quien había demandado al medio ante el Tribunal Superior de Londres, pero decidió abandonar el litigio y aceptar la indemnización por daños y perjuicios.

Notas realizadas por un detective privado con números telefónicos de la actriz, contraseñas de sus correos electrónicos, PIN de sus teléfonos móviles y números de teléfono de sus mejores amigos, fueron mostrados a Sienna, dejando en claro de qué modo se filtraba la información.

Agregar comentario